España, entre los países de la UE en los que menos peso tienen los impuestos medioambientales

La proporción sobre el total de recaudación cae en la última década tanto en España como en el conjunto de la Unión

Complejo atómico de Ascó visto desde el centro de la población.
Complejo atómico de Ascó visto desde el centro de la población.JOSEP LLUÍS SELLART

España es el sexto país de la Unión Europea en el que menos peso tienen los impuestos medioambientales sobre el total de ingresos fiscales. En concreto, solo el 5,5% del dinero que ingresaron las arcas públicas en 2014 —último año del que hay datos— vinieron de estas partidas, según ha publicado este viernes la agencia estadística comunitaria (Eurostat). La cifra española está por debajo de la media comunitaria (6,3%) y su peso sobre la recaudación fiscal total ha caido un 0,2% en la última década pese a la introducción el 1 de enero de 2014 de un nuevo impuesto sobre los gases fluorados que usan los grandes congeladores y las neveras.

Más información
La ‘ecotasa’ de Baleares cambiará a “impuesto de turismo sostenible”
Baleares no rechaza debatir sobre el límite de turistas “en el futuro”

Solo en Francia y Bélgica (4,5% en ambos casos), Suecia, Luxemburgo y Alemania (5,2%) los impuestos medioambientales tienen un menor peso que en España. En el polo opuesto se sitúan, en cambio, Eslovenia (10,6%), Croacia (10,5%) y Grecia (10,2%), donde los impuestos medioambientales contribuyen más, seguidos de Bulgaria (9,8%), Letonia (9,3%), Chipre y Países Bajos (9% en ambos casos).

En el conjunto de la Unión, los impuestos medioambientales supusieron una recaudación total 343.600 millones, el 6,3% de los ingresos por impuestos y contribuciones sociales, que representan una caída del 0,5% respecto a hace una década, cuando ascendían a 282.005 millones.

Los datos reflejan que en la última década los ingresos procedentes de los impuestos medioambientales han crecido en prácticamente todos los países, pero la cuota de los impuestos en el conjunto de ingresos ha caído en la mayoría en este periodo, especialmente en Chipre (3,3%), Portugal y Lituania (3,2% en ambos casos) y Luxemburgo (3%). De hecho, el peso de los impuestos ambientales sólo ha aumentado entre 2004 y 2014 en seis países. Se trata de Grecia (3,3%), Eslovenia (1,9%), Estonia (1,6%), Italia (1%), Letonia (0,3%) y Bulgaria (0,1%).

Por sectores, en el conjunto de la UE los impuestos energéticos generaron el 76,5% de los ingresos fiscales medioambientales en 2014, mientras que las tasas que racaen al sector de transportes contribuyeron un 19,9%. Solo el 3,6% del total se corresponde con los impuestos por emisión directa de contaminantes. En el caso de España, los impuestos energéticos tuvieron un peso mayor —83,6%—, frente al 12,9% los de transportes y al 3,5% de la recaudación ligada a la contaminación directa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS