Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
declaracion anual en México

Cómo obtener devolución y evitar multas en la declaración de impuestos

Quedan un par de semanas para presentar tus impuestos ante Hacienda. Entérate de lo básico para evitar multas

Una mujer sale de las oficinas del Sistema de Administración Tributaria.
Una mujer sale de las oficinas del Sistema de Administración Tributaria. Notimex

Quedan un par de semanas para presentar la declaración anual de impuestos para las personas físicas. Algunos por desidia no la han presentado, otros ni siquiera saben que les toca y unos más se preguntan si les conviene hacerlo de forma voluntaria. Entérate de lo básico para obtener una devolución y evitar multas.

¿Estás obligado o te conviene presentarla de forma voluntaria?

Los que están dados de alta por honorarios, como persona física con actividad empresarial, tienen propiedades en arrendamiento o siendo asalariados tienen ingresos mayores a los 400,000 pesos deben presentar la declaración anual. Pero, ¡ojo!, ellos no son los únicos: también podrías estar obligado si recibiste un crédito, obtuviste una donación de un familiar o premios que rebasen los 600,000 pesos de forma individual o en conjunto.

En el supuesto de los créditos, donaciones y premios no es que debas pagar más impuestos, pero sí debes informarlo al fisco y para eso tienes que presentar una declaración anual informativa , explica Ana Ramírez del despacho fiscal Sarez Contadores.

"Si no lo informas, estas cantidades que están en principio exentas se suman a tus ingresos y ¡a pagar impuestos!", explica Miguel Ángel Chamlaty, presidente del consejo directivo de la firma internacional de consultoría fiscal Sfai.

Alerta para asalariados

Es frecuente que aunque ganes más de 400,000 pesos la empresa no te notifique de que tienes que presentar declaración anual ni te dé tu carta de retención de impuestos. Algunos que no llevaban la cuenta de sus ingresos anuales no la presentaban, y por eso este año el Servicio de Administración Tributaria (el SAT) está enviando invitaciones para cumplir con las obligaciones fiscales, que de no acatarse se pueden convertir en requerimientos e incluso multas por no presentar la declaración anual.

Las consecuencias de no declarar

En caso de que estés obligado a presentar la declaración anual y no lo hagas o que se detecten ingresos no declarados (ejemplo si cobras sin facturas), el SAT puede mandarte un requerimiento para que aclares tu situación presentando declaración anual. En caso de que no presentes justificantes de esos ingresos de forma satisfactoria se puede considerar una discrepancia fiscal y además de pagar los ingresos correspondientes te pueden poner una multa. En casos muy extremos la discrepancia fiscal también se puede equiparar a evasión fiscal, explica el fiscalista Juan Carlos Gómez.

¿A quién le conviene la declaración voluntaria?

La pregunta de muchos es: “Si no estoy en ninguno de esos casos, siendo salariado con ingresos menores a 400,000 pesos ¿Me convendría hacer declaración?”. Depende de si tienes gastos por deducciones personales con factura, pues de lo contrario no te harían devolución de impuestos.

A los asalariados mes con mes el patrón le retiene los impuestos y la única manera de recuperar alguna parte es si hicieron gastos que la ley considera como básicos para el bienestar personal como los de salud, educación o vivienda.

Es por esto que pueden ser deducibles de impuestos seguros de gastos médicos mayores, las consultas médicas, análisis de laboratorio, colegiaturas, ahorro para el retiro, si tienes una hipoteca para la casa en la que vives a tu nombre (no entran las propiedades vacacionales), entre otras.

El próximo año podrás deducir más

Con la reforma fiscal para el ejercicio 2014 se había puesto un límite general a las deducciones personales de 10% de los ingresos o 4 salarios mínimos elevados al año - lo que fuera menor- , con excepción de los donativos a organizaciones autorizadas.

Afortunadamente, para la declaración anual que haremos en 2016 se aumentó el limite general para las deducciones personales de 10 a 15% de los ingresos o hasta 5 salarios mínimos elevados al año (127,932.50 pesos aproximadamente). Además, sacaron al ahorro para el retiro de este tope, así que ya no tendrás pretexto por el lado fiscal para guardar más para tu yo del futuro: podrás deducir hasta 10% de tu ingreso o 5 salarios mínimos elevados al año, lo que sea menor, solo por este concepto.

De cualquier modo hay que revisar los límites y requisitos de cada categoría de deducciones fiscales . Por ejemplo, para lentes graduados no te vayas a alocar y comprar unos de diseñador carísimos porque el tope a deducir son 2,500 pesos; las colegiaturas solo aplican hasta nivel bachillerato y la deducción de los intereses por arriba de la inflación que pagues en créditos hipotecarios es para viviendas de hasta 750 mil Udis (Aproximadamente cuatro millones de pesos).

Como recordatorio, es requisito para la mayoría de las deducciones personales que el pago haga a través de medios electrónicos (cheque, tarjeta de crédito o transferencia bancaria ), y tener las facturas en formato PDF y xml.

Si quieres saber más sobre deducciones personales puedes ver éste vídeo y consultar la página del SAT.

¿Cuánto tarda la devolución?

Si la declaración está correcta, Hacienda hace la devolución de impuestos por transferencia bancaria en 5 días hábiles. Y si ves que pasan 7 días hábiles y no te han depositado debes meter el trámite normal de devolución, recomienda el fiscalista Miguel Chamlaty.

Algunos de los errores más frecuentes por los que el SAT niega las devoluciones es que el domicilio fiscal o la CLABE interbancaria sean incorrectos, o que están mal escritos en las facturas, así que revisa si tus datos están actualizados y tengas todos los comprobantes en orden.

Si este año no tienes comprobantes de las deducciones no te conviene presentar declaración anual, porque no tienes qué restar a los impuestos. Es mejor que empieces a pedir las facturas para la próxima declaración fiscal y que actualices tus datos en el SAT para tener tu registro federal de contribuyentes con homoclave y con el domicilio correcto.

Tienes por lo menos un año para mejorar tu cultura fiscal y saber qué puedes deducir porque hay que pagar los impuestos que nos tocan, pero no de más.

Sofía Macías es especialista en educación financiera y autora de la serie de best sellers "Pequeño Cerdo Capitalista". Puedes encontrarla en Twitter en @PeqCerdoCap o visitar su página: www.pequenocerdocapitalista.com