Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cervecera japonesa Asahi compra Peroni, Grolsch y Meantime a AB InBev

El grupo belgo-brasileño tenía que deshacerse de activos para que la compra de SABMiller pase la criba de Competencia

Caja de botellas de la cerveza italiana Peroni.
Caja de botellas de la cerveza italiana Peroni.

La cervecera belgo-brasileña AB InBev ha aceptado la oferta de la japonesa Asahi para hacerse con tres de sus marcas más destacadas —Peroni, Grolsch y Meantime— por 2.550 millones de euros. Este acuerdo de desinversión elimina una barrera en el intento de la empresa por que las autoridades europeas de competencia desbloqueen su fusión por absorción con la anglo-sudafricana SABMiller.

La nipona Asahi, otro de los grandes grupos cerveceros globales, se hace así con las marcas de alta gama de AB en mercados tan relevantes como el italiano (Peroni), el holandés (Grolsch) y el británico (Meantime), así como todos sus negocios adyacentes. El acuerdo queda sujeto, eso sí, a que la compra de SABMiller por parte de AB InBev llegue a buen puerto, según ha informado la empresa belgo-brasileña en una nota. Se trata de la primera comunicación oficial sobre el asunto desde que el pasado 10 de febrero se anunció la apertura de las negociaciones con Asahi.

La adquisición sería la mayor en la historia de Asahi y le permitiría tener presencia en el mercado europeo, una novedad en su estrategia, y reducir su dependencia del mercado local, debilitado por la paulatina reducción de la población japonesa. "Desde el punto de vista de Asahi, queda la duda de cómo lo hará en Europa, dado que no tiene ninguna experiencia y el arraigo cultural de la cerveza es mucho mayor que en Asia", subraya desde Tokio Masashi Mori, analista del banco Credit Suisse. "Tienen una gran experiencia en el control de costes, tal y como han demostrado en anteriores adquisiciones, pero me genera dudas su capacidad de gestión de las marcas desde una perspectiva europea".

Las acciones de Asahi, cotizadas en el principal índice de la Bolsa de Japón, cerraron la jornada con una subida del 2% y recuperaron parte del terreno perdido en lo que va de año: desde el 1 de enero, el valor de los títulos del conglomerado japonés ha caído un 6,4%. Esta cifra es sensiblemente inferior, en cambio, al 12% de bajada del selectivo nipón en un periodo marcado por la volatilidad y las dudas sobre el crecimiento económico futuro.

La adquisición de SAB Miller por parte de AB InBev, valorada en 92.000 millones de euros, será la sexta mayor operación corporativa de la historiaLa compañía resultante, que combinará a los dos mayores productores de cerveza del mundo, controlará la tercera parte del mercado global.