Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Galán pide “estabilidad institucional” para seguir atrayendo capital

El presidente de Iberdrola reclama seguir adelante con las reformas pendientes "en los países inmersos en procesos electorales"

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, durante la junta de accionistas.
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, durante la junta de accionistas.

Iberdrola apuesta por la estabilidad institucional y regulatoria. El presidente de la primera compañía eléctrica de Europa y una de las cuatro mayores del mundo por capitalización bursátil, Ignacio Sánchez Galán, ha pedido a los partidos políticos -sin citar de forma expresa a los españoles- que el resultado final de sus negociaciones dé como resultado final el mantenimiento de "la estabilidad institucional".

Un equilibrio que para el primer espada de la eléctrica es imprescindible para aprovechar el actual momento económicos y "realizar las reformas pendientes para que las empresas podamos seguir generando riqueza y empleo en beneficio de toda la sociedad".

Ha sido la única alusión a los países que como especialmente Estados Unidos, y en general América del norte, pero también España, se encuentran inmersos en "procesos electorales". En su opinión, para "descarbonizar la economía" y limitar " el aumento de la temperatura global del planeta" son necesarias ingentes inversiones que resultarán imposibles si no hay marcos legislativos con políticas energéticas de largo plazo.

Según ha dicho, citando a la Agencia Internacional de la Energía, la demanda de energía va a crecer el 70% hasta 2040, y en base a eso las inversiones de todo el sector en nueva generación, redes y capacidad de almacenamiento, se van a situar a los 20 billones de dólares. Una transición energética que cree "imposible" si no hay marcos regulatorios "predecibles y estables", ha dicho en el Palacio Euskaduna de Bilbao.

Galán ha dicho a los accionistas presentes -169.005 accionistas, el 77,91% del capital social-, que ha logrado revalorizar los títulos de Iberdrola un 17% frente a la caída del 7,2% del IBEX35, después de invertir 3.200 millones de euros en 2015, el 13,2% más que en 2014, con un beneficio neto de más de 2.400 millones de euros, el 4,1% por ciento más que el año anterior. Y ha propuesto un aumento del 4% de la retribución hasta los 0,28 euros por acción.

De esta manera, a los 0,127 euros ya abonados el pasado mes de enero, se sumarán, en el mes de julio, 0,153 euros por acción, a los que hay que añadir el pago de una prima de asistencia a la Junta de 0,005 euros brutos, tanto para los accionistas presentes como para los representados. Galán ha dicho que espera crecer a un ritmo del 6% anual hasta 2020 para alcanzar ese año en torno a 10.000 millones. "Espero que estemos en la mejor empresa para aprovechar las oportunidades del futuro", ha pedido esta mañana.