Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cómo detectar si un juguete es una falsificación? El precio, una pista

Los artículos ilícitos para niños pueden ser peligrosos porque no pasan los controles de seguridad

Un grupo de niños mira un escaparate de juguetes ATLAS

Las copias ilegales chinas de juguetes en España le cuestan al sector el 16,6% de las ventas directas, es decir, 167 millones de euros. La mayoría, son productos importados desde China y Hong Kong, según un informe publicado este lunes por la Oficina para la Armonización del Mercado Interior (OAMI). Al margen de las pérdidas económicas para el sector, las imitaciones que se comercializan en las tiendas pueden ser peligrosas para los niños, porque no pasan todos los controles de seguridad. Oliver Giner, del Departamento Técnico y de Promoción Exterior de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) apunta que el precio puede ser una clave a tener en cuenta para detectar falsificaciones.

¿Se falsifican más los juguetes que otros productos?

Cuando hablamos de falsificaciones a todos nos puede venir a la mente productos como ropa, zapatillas, equipamiento deportivo, relojes, etc, pero muy pocos caen en la cuenta de que el juguete también es objeto de falsificaciones.

La diferencia entre las marcas de lujo y los juguetes es que, quien compra un bolso o un reloj falsificado, sabe que es falso, pero en el juguete no ocurre lo mismo. El juguete es un producto de moda, con un ciclo de vida muy corto y que en muchos casos hace uso de la imagen de un personaje famoso, de una serie de animación o de una determinada imagen que tienen una vigencia o "son conocidos" durante poco tiempo. Esta vida tan corta hace que el consumidor no conozca bien las líneas de productos que se desarrollan y, sobre todo, a quién pertenecen qué marca o la empresa  que tiene los derechos para fabricarlos o comercializarlos cumpliendo todos los trámites, tanto legales como en materia de seguridad.

¿Cómo distinguir las imitaciones?

Es muy complejo tratar de establecer criterios para ayudar a que un consumidor pueda distinguir entre un juguete falsificado y uno original. Podemos pensar que comprando en sitios de confianza tendremos la certeza de que estamos adquiriendo productos originales, pero esto tampoco es del todo cierto. Si bien tenemos muchas más garantías en un comercio de confianza que en uno que no lo es, puede ocurrir que ni el propio distribuidor sepa que esos productos son falsificados, aunque también tenemos constancia de que incluso estos establecimientos distribuían falsificaciones conociendo que lo eran.

¿Cómo saber si es una falsificación?

La diferencia principal, en el plano práctico, entre una falsificación y un original suele estar en el precio. Un juguete falsificado no ha pasado los controles de seguridad y no se ha tenido que invertir mucho tiempo y mucho dinero en su desarrollo, por lo que su precio tenderá a ser menor. Por tanto, ante la pregunta ¿por qué este juguete es tan caro?, deberemos reformularla y preguntarnos ¿por qué este otro es tan barato siendo igual o muy similar?

Más información