Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia crecerá (sólo) un 2.5%

La caída del precio del petróleo frenará la ascensión de la economía colombiana

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en la ONU, el pasado 29 de septiembre.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en la ONU, el pasado 29 de septiembre. EFE

Los expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostican que Colombia crecerá a lo largo de este año un 2.5%, una cifra que crecerá algo el año que viene, hasta llegar al 2,8%. Aislado, o comparado con otros países de la región (Brasil o Venezuela), el dato es bueno. Comparado con las previsiones que inspiraba la misma Colombia hace muy poco tiempo, es decepcionante. En abril, estos mismos especialistas del Fondo Monetario auguraban para este país sudamericano un más que esperanzador 3,4% y la tasa de crecimiento del año pasado fue incluso más alta: un 4,6%. El desempleo alcanzará el 9% y durante el año que viene quedará casi inamovible, con un 8,9%.

Las causas de este acelerado deterioro hay que buscarlas en la caída del precio del petróleo. El mismo informe hace mención a esta causa. Colombia no es un país que viva enteramente del petróleo, pero los ingresos derivados de sus reservas significan han significado una parte importante de su crecimiento económico ininterrumpido a lo largo de los últimos años. En 2014, los impuestos y dividendos de las petroleras se tradujeron en ingresos para el Estado colombiano de 24 billones de pesos (8.800 millones de dólares). Estos se rebajarán este año a menos de 3.480 millones de dólares y el año que viene quedarán reducidos a 2.200 millones de dólares.

Colombia crecerá (sólo) un 2.5%

Algunos economistas colombianos aseguran que la bajada del precio del petróleo acelerá un proceso inevitable para el país: su necesaria diversificación para no depender de un elemento que, en el caso de Colombia, es mucho más limitado y finito que, por ejemplo, su vecina Venezuela. Hay cálculos que aseguran que las reservas venezolanas durarán 200 años y las colombianas sólo 20.

Colombia, además, tiene un as político en la manda muy importante: los adelantos de un proceso de paz entre el Gobierno y la guerrilla. Tras 50 años, la paz está más cerca que nunca y eso, según muchos expertos, impulsará naturalmente la economía. Hay especialistas que incluso le han puesto una cifra: que Colombia alcance la paz significará una subida de un 1% en el PIB. Bastará que la guerra desaparezca para que, por ejemplo, Colombia, un país en el que todavía hay mucho por hacer, empiece a cometer las grandes obras de infraestructuras necesarias para desarrollarse.

Más información