Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

AB InBev ultima la financiación para comprar SABMiller

Un sindicato de bancos está dispuesto a prestar 44.600 millones

Tres botellines de Budweiser, una de las marcas del grupo AB InBev
Tres botellines de Budweiser, una de las marcas del grupo AB InBev AP

Una de las mayores opas de los últimos tiempos va quemando etapas. El gigante cervecero AB InBev negocia con un sindicato de bancos la financiación necesaria para comprar su rival SABMiller. Las entidades, muy interesadas en la operación por las comisiones que generaría, están dispuestas a ofrecer más de 50.000 millones de dólares (44.600 millones de euros) a la multinacional con sede en Bélgica, según una fuente conocedora de las negociaciones. La presentación formal de la opa se realizaría en cuanto se firmase el acuerdo para el multimillonario préstamo. La intención de AB InBev, de acuerdo con estas mismas fuentes, es alcanzar un acuerdo amistoso con SABMiller.

Además del flanco bancario, el otro frente que están trabajando los directivos de AB InBev es el accionarial. En este sentido, antes de anunciar sus planes de adquisición el pasado miércoles, el grupo belga habría sondeado a Altria, que posee el 27% del capital de SABMiller, sobre la posibilidad de que le vendiese sus acciones. Fuentes del mercado señalan que Altria ha contratado los servicios de Credit Suisse y Perella Weinberg Partners para que le aconsejen sobre esta operación.

En el caso de SABMiller, que cotiza en la Bolsa de Londres, sus directivos estarían dispuestos a estudiar una oferta que crease valor para sus accionistas en la medida de que sus opciones de crecer a través de adquisiciones en un mercado estancado como el de la cerveza se han reducido tras los últimos movimientos en el sector.

Beneficios del acuerdo

La unión podría ser beneficiosa para las dos compañías en la medida de que las cerveceras se enfrentan a un escenario caracterizado por una caída del consumo en los mercados desarrollados donde los ciudadanos están optando por otras bebidas como los destilados o el vino. La combinación de ambas empresas abriría a AB InBev las puertas a un mercado de 7.000 millones de dólares en África con marcas como Castle, además de reforzar su presencia en Asia, lo que le ayudaría a reducir su alta dependencia de EE UU, México y Brasil.

AB InBev tienen una capitalización de 158.000 millones de euros y el pasado ejercicio facturó por valor de 35.485 millones. Por su parte, SABMiller vale en Bolsa 80.000 millones de euros y en 2014 vendió por valor de 17.548 millones. Desde que se anunció la posibilidad de una opa las acciones de AB InBev han subido un 4% y las de SABMiller se han revalorizado un 19,6%.