Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un miembro de la Fed enfría la expectativa de subida de tipos

William Dudley afirma que adoptar esa decisión en septiembre es ahora menos necesaria por las turbulencias externas

William Dudley fed
William Dudley, presidente de la Reserva Federal de Nueva York REUTERS

La tensión que domina los mercados está complicando el proceso hacia la primera subida de tipos de interés en Estados Unidos en más de nueve años. William Dudley, presidente de la Reserva Federal de Nueva York, considera que la necesidad de tomar esa decisión en la próxima reunión de septiembre es “menos imperiosa” que hace solo dos semanas. No obstante, matizó enseguida que podría volver a ser más patente "para el momento de la reunión" y añadió que, en todo caso, espera que el alza llegue este año.

El influyente miembro de la Fed hizo el comentario un día antes de comenzar el simposio que reúne a los banqueros centrales mundiales en Jackson Hole, que se celebra en un momento de extrema volatilidad por las dudas sobre el crecimiento en China. Dudley admite que los datos económicos que se están publicando sobre la economía estadounidense son “bastante positivos, francamente”.

Pero no es suficiente. “Es solo una parte de la historia”, opinó. Aunque la decisión de tipos dependerá de los indicadores macroeconómicos que se tengan a mano en cada reunión, explicó que “hay otras cosas que afectan a las perspectivas económicas”. En este sentido, hizo mención a los efectos negativos que pueden tener los eventos internacionales, porque “elevan los riesgos”.

William Dudley, uno de los más próximos a la presidenta Janet Yellen, dejó claro que la gestión de la situación actual se escapa del control de la Fed porque estas turbulencias tienen origen en otras partes del mundo. “La crisis financiera era otra cosa, porque empezó por EE UU”, recordó, “pero aunque esto no vaya con nosotros, sí que puede tener un impacto potencialmente”.

Dudley, sin embargo, intentó restar importancia a las implicaciones que recientes bandazos en los mercados puedan tener en la economía estadounidense. “Debería ser persistentes para que se notaran”, explicó. También se mostró confiado en que el impacto de la caída en el precio de la energía y de la apreciación del dólar será “transitorio”, al tiempo que proyecta que la inflación se acercará a medio plazo al 2%.

La amplia mayoría de los miembros de la Fed, incluido William Dudley, espera que la subida de tipos suceda en 2015. Considera que será importante, además, para mandar la señal al mercado de que la economía es lo suficientemente sólida para caminar sola. Janet Yellen indicó hace un mes que es incluso una “necesidad”. “Pero al final lo que nos preocupa es la perspectiva”, concluyó.