Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Supermercados y ganaderos, enfrentados por el precio de la leche

Los productores piden fijar un coste mínimo que cubra la producción

La distribución rechaza la medida, aplicada en Francia y el Gobierno dice que sería ilegal

Vacas en una explotación ganadera en Pontevedra
Vacas en una explotación ganadera en Pontevedra

Los productores de leche y la distribución no logran acercar posturas. Los ganaderos aseguran que el sector vive al límite ante la presión en precios que ejercen los supermercados. Estos defienden que respetan al máximo las normativas y colaboran para buscar soluciones. Ayer se reunían todos con la ministra Isabel García Tejerina, que buscaba acercar posturas y calmar los ánimos, tras las protestas que los ganaderos han organizado en la calle en el último mes. Sin embargo, nadie salió contento de aquella reunión.

Los productores recuerdan que el precio de producción de la leche es de 0,34 euros y el vendta, de 0,28 euros 

El principal objetivo de los productores españoles, según señalan los sindicatos del sector, era solucionar el problema de fondo: los precios por debajo de costes que se pagan a los ganaderos. "Cabe recordar que el propio Ministerio de Agricultura ha publicado que el precio medio en origen ronda los 0,28 euros el litro y que, según la misma fuente, el coste de producir un litro está en 0,34 euros", denuncia la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA). De ahí, que trataran de importar a España el nuevo modelo francés, por el que el Gobierno fija un precio mínimo de venta que garantiza que se cubren, al menos, los costes de producción.

El Gobierno, sin embargo, recuerda que no puede fijar precios, porque eso iría en contra de las normas de competencia. De hecho, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció la pasada semana que el Gobierno iba a remitir a la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) este modelo lácteo francés para estudiar su viabilidad en España, y según recordó ayer Tejerina, la respuesta de la CNMC ha sido negativa, pues los precios "no se pueden pactar", ya que "va contra el ordenamiento jurídico español y comunitario".

El Gobierno pide más concentración

A la reunión en Agricultura de ayer acudieron representantes de las Cooperativas Agroalimentarias, las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil) y la distribución. Dentro de este último grupo, acudió Ignacio García Magarzo, el director general de Asedas, la patronal de los supermercados. Pidió que la solución para el problema lácteo vaya "de la mano de todos los elementos de la cadena".

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, durante la reunión que mantuvo con representantes del sector lácteo ampliar foto
La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, durante la reunión que mantuvo con representantes del sector lácteo EFE

Tejerina llamó a las comunidades autónomas a comprometerse con el sector lácteo y a los productores ganaderos a organizarse en cooperativas mayores, con las que tener más margen de negociación. "Es muy importante que las distintas comunidades autónomas, que son las competentes en materia de Agricultura, asuman un compromiso por su sector lácteo, especialmente aquellas que tienen más trabajo por hacer", defendió.

A modo de ejemplo, la ministra señaló que el problema de los precios lácteos no es igual en todas las autonomías y que hay una diferencia de hasta un 33 % entre lo que se paga por la leche en unas comunidades u otras: Galicia es la región donde más bajos están los precios y Andalucía y Asturias donde más se paga a los productores, una situación que, a su juicio, "tiene un paralelismo vinculado al grado de concentración de la oferta".

Las medidas del Gobierno, defendió, "serán tanto más eficaces cuando vayan acompañadas de una corresponsabilidad por parte del sector y de las comunidades autónomas", ha apuntado

Más movilizaciones

Los sindicatos agrarios gallegos valoraron el documento trasladado por el Ministerio de Agricultura. Pero advirtieron que en Galicia, hay explotaciones que "no pueden esperar" y requieren una solución "urgente", puesto que están "al límite" al cobrar precios "anormalmente bajos" y acumular "tres y cuatro meses sin cobrar". Para ellas, reclaman medidas "inmediatas".

UPA, por su parte, considera que la ministra ha dejado a los productores lácteos "a merced de la buena voluntad de la distribución y la industria".  Criticó que la reunión entre las partes "solo ha servido para consolidar la bajada de precios en origen de la leche ya que el borrador de propuestas que ha presentado el Ministerio no afronta el problema clave: los ganaderos cobran menos de lo que gastan en producir".

Esta organización agraria ha decidido mantener el calendario de movilizaciones que terminará el día 10 de septiembre, "que será precedido de acciones más contundentes, ya que cada día que pasa los ganaderos están más cerca del abismo".

Más información