Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las claves de los Presupuestos de 2016

Las cuentas públicas se ven beneficiadas por la recuperación, la caída del paro y la reducción de los intereses de la deuda

Presupuestos Generales del Estado Ampliar foto
El presidente del Congreso, Jesús Posada, este martes con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El Gobierno ha presentado este martes unas cuentas públicas para 2016 marcadas por la cercanía de la cita con las urnas, a finales de año. Los Presupuestos se benefician, en líneas generales, del aumento de la recaudación por la mejora de la economía, de la reducción de los gastos por desempleo y del descenso en los intereses de la deuda. Estas son las principales características de las nuevas cuentas:

La deuda pública bajará hasta el 98,2% del PIB. El Gobierno prevé que el endeudamiento caiga hasta el 98,2% a finales de 2016, cinco décimas por debajo de la previsión para este año (98,7%). El Ejecutivo espera que se estabilice el coste al que se efectúan las emisiones, con lo que el ratio de intereses de la deuda del Estado sobre PIB experimentará, por primera vez desde 2008, una caída. El pago por intereses alcanzará los 33.490 millones de euros, un 2,93% del PIB.

Los intereses de la deuda se llevarán 9,5 de cada 100 euros. La mejora en los mercados de deuda, con una sensible reducción en los intereses que ha de abonar el Estado en las subastas, tiene traslación directa a los Presupuestos. Aunque la cuantía que deberá abonar en 2016 en concepto de intereses es elevada en relación a la serie histórica, el 9,5% del año próximo supone una reducción del 10,2% respecto al año en curso.

Aumenta la recaudación. Los ingresos crecerán un 0,2% respecto a 2015 por la mejora del entorno económico. La recaudación por impuestos directos y cotizaciones sociales aumentará un 4,8% a pesar de la rebaja del IRPF que se prolongará a lo largo del próximo ejercicio. También subirá con fuerza (un 44%) la recaudación por tasas y otros ingresos. Los ingresos por impuestos indirectos bajarán, en cambio, un 1,5% en 2016.

La inversión pública apenas crecerá un 1%. Tras el repunte del 8,5% en 2015, el primero desde el estallido de la crisis, la inversión apenas repuntará un 0,9% el año que viene, hasta los 13.231 millones de euros. A diferencia del año en curso, las empresas públicas (Adif, Renfe, Aena, etc.) son las que bajan su aportación (un 0,6% menos), mientras que la Administración del Estado invertirá un 3,3% más. La inversión destinada a infraestructuras se mantendrá plana y el ferrocarril, en especial en lo relativo a la red de alta velocidad (AVE), seguirá copando el grueso de esta partida: el 45,5% (leer más...).

Cae el gasto en prestaciones por desempleo. El Gobierno dedicará casi un 22% menos a prestaciones por desempleo en 2016 gracias a "la favorable evolución del mercado de trabajo". La caída del gasto en el seguro de desempleo será del 12%. En su cuadro macroeconómico, el Ejecutivo central prevé que la tasa de desempleo se sitúe en el 19,8% a finales de 2016, frente al 22,4% del segundo trimestre de este año. Sí crece, por contra, el gasto en políticas activas de empleo —una de las grandes reclamaciones de los organismos internacionales y uno de los puntos en los que España diverge de la mayoría de socios europeos— (leer más...).

El Gobierno eleva un 10% la inversión en Cataluña a dos meses del 27-S. El Presupuesto prevé invertir un 10,1% más en 2016, en un anuncio que llega a menos de dos meses de las próximas elecciones autonómicas y el que el Gobierno de la Generalitat plantea como un plebiscito secesionista. Cataluña se convertirá en la cuarta autonomía en la que más dinero invertiría el Estado durante el próximo año (leer más...).

Las pensiones se llevan casi el 40% del total. El pago de pensiones supondrá el 38,5% de los Presupuestos, frente al 37,8% de 2015. Este aumento tiene origen, parcialmente, en el repunte del 0,25% las pensiones contributivas y no contributivas, el mínimo previsto en la última reforma del Ejecutivo y exactamente la misma cuantía que un año antes. Las de jubilación son las que más gasto suponen (un 70% del total), seguidas de las de viudedad (un 18%).

El aumento de las becas se queda en un 0,2%. La promesa del nuevo ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, de más dinero para becas educativas en 2016 se queda un 0,2%: de 1.469 a 1.472 millones. El gasto global destinado a Educación aumenta un 9,3% respecto al de 2015, de 2273 millones en 2015 a 2.483,9 en 2016. La mayoría de las competencias educativas están transferidas a las comunidades autónomas y, con ellas, las obligaciones de gasto (leer más...).

El gasto en servicios sociales y dependencia aumenta. El Gobierno destinará un 6,4% más a la partida destinada a la dependencia y un 7,7% más a la política de servicios sociales y promoción social. El grueso se destinará a programas de acción social (leer más...).

Crece el presupuesto para cultura crece. Tras años de recortes presupuestarios, la partida de cultura subirá en 2016 un 7,2%. El gran beneficiado por este repunte será el cine (+14,1%). También aumentan las partidas de museos bibliotecas, archivos, música y danza. El teatro, que ya había sido apuntalado en 2014 y 2015, se mantiene en un nivel similar (leer más...).

Más dinero para I+D civil. La investigación civil (proyectos públicos para centros y equipos científicos) recibirá un impulso del 2,2% en 2016. El presupuesto para investigación militar baja, por su parte, un 13% respecto al año anterior hasta los 631 millones de euros. Estas cifras concretan el aumento que hace unos días adelantó Rajoy (leer más...).

Un 1% más para la Casa del Rey. El presupuesto de la Casa del Rey aumentará un 1% en 2016, hasta los 7,86 millones de euros (leer más...).

Más información