Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El síndrome Mers, un golpe que frena la economía de Corea del Sur

Los analistas temen que el síndrome respiratorio afecte a la cuarta economía de Asia

El Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, o MERS, según sus siglas en inglés, ha supuesto un duro golpe para Corea del Sur. Desde que se detectara el primer caso en mayo han muerto más de 30 personas y más de 180 se han contagiado. El brote hizo que en un primer momento se tomaran medidas drásticas, como el cierre de escuelas, y suscitó el nerviosismo entre la población. Y algunos analistas temen que pueda afectar el leve repunte que se había detectado en los últimos meses en la cuarta economía de Asia, afectada en sus exportaciones por la fortaleza del won contra el yen japonés y la ralentización de China. El Ministerio de Finanzas ha advertido que podría restar un 0,3 de punto porcentual al crecimiento del PIB.

Más de 120.000 turistas, sobre todo procedentes de China, han cancelado sus viajes al país, mientras que muchos ciudadanos han optado por dejar de visitar centros comerciales y otros lugares con aglomeración de público por miedo al contagio, lo que ha tenido un impacto en el gasto del consumo. Según el Ministerio de Economía, en la primera semana de junio las ventas en grandes almacenes cayeron un 16,5%. El Gobierno calcula que las pérdidas a causa del brote del coronavirus pueden alcanzar los 900 millones de dólares.

La presidenta surcoreana, Park Geun-hye, ha tenido que instar públicamente a las empresas y a los residentes a retomar la actividad normal. “Pido a la comunidad empresarial que siga adelante con sus tareas de inversión, producción y gestión de modo normal, y en especial ayuden a contribuir para que los consumidores no se abstengan de gastar dinero”. El Banco central de Corea ha recortado el tipo de interés básico al 1,5%, un nivel récord, en un intento de minimizar el impacto. También aportará 650.000 millones de won (520 millones de euros) para ayudar a las pequeñas y medianas empresas a paliarlo.

Agencias de calificación de riesgo como Moody´s han advertido del efecto adverso del brote. “El contagio de la enfermedad es negativo para el crédito soberano, pues deprime la confianza de los consumidores en medio de una demanda interna ya de por sí débil, lo que amenaza con socavar la incipiente recuperación”, explica. Un centro público, el Instituto de Investigación Económica Surcoreano, ha advertido que si el brote continúa durante tres meses podrá causar pérdidas de 20,09 billones de won (16.344 millones de euros), el equivalente a un 1,3% del PIB medio anual. Este organismo cree que la inversión podría caer un 3,46%, el consumo un 1,23% y las exportaciones un 1,98%.

El Gobierno ha aprobado el 25 de junio un presupuesto suplementario de 15 billones de wons, (12.700 millones de euros) para contrarrestar los efectos negativos del MERS en la economía. “Podremos decir que hemos superado la crisis del MERS solo si la economía se recupera”, declaró el ministro de Finanzas, Choi Kyung-Hwan. Otros riesgos incluyen la debilidad del yen y del euro y la lenta recuperación global, según afirmó. En 2014 el crecimiento fue del 3,3%. En el primer trimestre de este año, según los datos del Banco Central, había alcanzado el 0,8%. El objetivo del Gobierno para 2015 era del 3,8% pero tras la crisis ha reducido sus cálculos al 3,1%.