Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Roaming low cost’ para chatear sin fronteras

ChatSim permite usar en el extranjero todas las aplicaciones de mensajería instantánea

Tarjeta ChatSim. Ampliar foto
Tarjeta ChatSim.

África lo desató todo. Un viaje, hace más de 10 años, encendió una chispa en la cabeza de Manuel Zanella. “En 2003, durante mi luna de miel en Kenia, gasté seis euros al minuto para comunicarme con Italia”, asegura el empresario transalpino. A partir de ese momento, se obsesionó con la itinerancia de datos, la conexión con redes de otro operador en el extranjero pero con importantes recargos en la factura telefónica. En 2008, Zanella dio vida a la operadora móvil virtual Zeromobile, primera compañía de roaming de bajo coste del Bel Paese. Este año ha sido el turno de ChatSim, una tarjeta que, con un desembolso de 10 euros al año, permite chatear desde el extranjero a través del propio smartphone sin costes por itinerancia de datos ni necesidad de conexión wifi.

En 2020 habrá en el mundo 5.900 millones de conexiones a través de smartphones

Zanella puso en marcha Zeromobile con el objetivo de recortar hasta un 85% el coste del roaming. Tras haber consolidado este proyecto, se dio cuenta de que necesitaba adaptarse a los tiempos. “Antes se llamaba y se mandaban mensajes de texto; ahora se chatea cada vez más a través de aplicaciones instaladas en los smartphones”, comenta. La primera versión la ChatSim, llamada WhatSim y lanzada a finales del pasado enero, ofrecía la posibilidad de utilizar Whatsapp desde casi cualquier lugar del mundo sin recargos ni conexión wifi. Al mes siguiente la propuesta se alargó a todos los servicios de mensajería en línea —Facebook, Skype, Twitter, Viber o Telegram, entre otros—.

La idea, explica Zanella, nació como respuesta a la promesa no cumplida de la UE de eliminar los costes de itinerancia de datos entre los países miembro en 2015. Las telecos ganaron momentáneamente la batalla y el Consejo Europeo decidió aplazar la eliminación de los recargos hasta 2018, previo estudio del impacto que la medida provoque en el sector.

“A mí me gusta definirlo como un roaming bueno y evolucionado”, bromea Zanella. El ingeniero cuenta que, gracias a los acuerdos ya establecidos entre Zeromobile y 400 operadoras en 150 países, el arranque de ChatSim fue rápido y la inversión reducida. “Recibimos más de 100.000 solicitudes desde el anuncio de lanzamiento”, detalla el empresario. La mayoría de ellas llegaron de Asia, en particular de Hong Kong y Singapur. “España es el tercer país por peticiones, luego vienen Italia y Malasia”, continua. La tarjeta SIM mantiene el mismo número y perfil del usuario en todas las aplicaciones, está disponible en formato estándar, micro y nano y funciona en todos los dispositivos que no estén bloqueados.

Zanella es optimista, y su euforia se basa en los números. El tráfico de datos móviles ha crecido a nivel exponencial en los últimos años. De acuerdo con el informe The Mobile Economy 2015, publicado por la consultora GSMA, en 2020 habrá en el mundo 5.900 millones de conexiones a través de smartphones, más del doble que en 2014, y el 69% de ellas será 3G o 4G, contra el 39% actual. “La perspectiva de crecimiento de ChatSim es enorme. Podemos tener resultados increíbles”, vaticina el empresario.

Un mundo dividido en seis zonas

Zeromobile ha dividido el planeta en seis zonas que se corresponden a diferentes tarifas para utilizar ChatSim. Pese a que el coste inicial es de 10 euros en todo el mundo —más cinco de envío con correo ordinario— para mandar mensajes, los contenidos multimedia como fotos o vídeos necesitan “créditos” adicionales, que se pueden conseguir con una recarga. Diez euros equivalen a 2.000 créditos y, según el área en la que se encuentre el usuario, a un número diferente de megas.

Para enviar contenidos multimedia hace falta adquirir “créditos” adicionales

“Los mensajes son ilimitados solo si ChatSim se utiliza en zonas diferentes, por ejemplo en España y Estados Unidos, y si el tráfico en uno de los dos países no supera el 60% del total. Si se pasa este porcentaje se fijará un límite, que para la zona uno, que incluye España, es de 50 megas (equivalente a 25.000 mensajes y emoticonos)”, explica Zanella. El tope de tráfico permitido con el mismo desembolso varía según la zona: 25 megas para el área dos, 15 para la tres, 12,5 en la cuatro, 10 para la cinco y 7,5 en la seis.

De acuerdo con estas limitaciones, ChatSim ha sido pensada específicamente para viajeros y personas que pasan temporadas en el extranjero con frecuencia, ya que para ellos el servicio será más barato al no tener la necesidad de contratar, previsiblemente, créditos adicionales. “Entre el 15% y el 20% del facturado de las operadoras procede del roaming internacional. Nosotros tenemos una concepción del todo diferente: usamos las ventajas de la cobertura global para ofrecer un servicio a todos a un coste reducido. Es más, hasta ilimitado”, concluye Zanella. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información