Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Estamos viendo ya los comienzos de una expansión del crédito indebida”

El presidente del BBVA, Francisco González, sostiene que "increíblemente", su rivales "no libran la batalla digital”

El presidente del BBVA, Francisco González, en marzo de este año en Bilbao
El presidente del BBVA, Francisco González, en marzo de este año en Bilbao reuters

La memoria del dinero puede llegar a ser muy frágil. Europa sale a duras penas de una Gran Recesión y de un crash financiero que, en España, se llevó por delante un tercio del sector y acabó con las cajas de ahorros. Y ahora, con unas toneladas de liquidez sin precedentes por parte del Banco Central Europeo (BCE) para vitaminar la recuperación, la banca puede caer en vicios del pasado más reciente. Es lo que teme el presidente del BBVA: “Estamos aprovechando que hay mucho dinero y muy barato en general y la gente se está acomodando otra vez a los tiempos buenos”, en Europa y en España, advierte. Y concreta: “Estamos viendo ya los principios de una expansión del crédito indebida, con operaciones que no responden a un criterio estrictamente empresarial, que no están valorando bien el riesgo”.

Francisco González (Chantada, Lugo, 1944) concede esta entrevista en Boston, un rato antes de presentar en el Club de Harvard el libro Reinventar la empresa en la era digital, una obra que ha editado el banco con las reflexiones de diferentes expertos sobre la revolución que implican las nuevas tecnologías de la comunicación. La apuesta digital del BBVA es una de las grandes bazas que quiere jugar para crecer en un mercado lleno de incertidumbre. Forma parte del proyecto Openmind, una comunidad online pensada para la difusión de contenidos y el intercambio de conocimientos.

El programa de compra masiva del BCE superará el billón de euros hasta septiembre de 2016 y busca desviar el dinero de la deuda pública hacia el crédito a las empresas y las familias y restárselo a la deuda pública. El problema es el cómo. González aún no ve toda la demanda solvente que querría y cree que “algunas entidades están aflojando en los criterios de riesgo”. “No es un problema grave todavía, pero hay que prestarle atención”, apunta.

La dificultad añadida para la industria bancaria es que el resultado inmediato es una tentación mayúscula. “Las instituciones financieras deben presentar resultados cada tres meses, y el mundo bancario es muy complejo, porque una entidad puede expandir el balance y aumentar beneficios a corto plazo pero quebrar la entidad al cabo de cuatro o cinco años, como hemos visto en España”, reflexiona González. “No digo que esto esté pasando ahora, pero sí estamos viendo una expansión en algunas operaciones de crédito que no responde a una gestión rigurosa”, añade.

Al final, “todo esto lo dirá el ciclo, si este es bueno, no pasa nada”, apunta, aunque los potenciales problemas “no tienen nada que ver ahora con lo que hemos visto: tenemos más experiencia, supervisión en Europa y más mecanismos para prevenir que esto pase de un punto determinado”.

La Europa más fortalecida es la que le da al presidente del BBVA más tranquilidad con relación a la crisis griega. A su juicio, “Grecia no está afrontando sus problemas con seriedad”. El grupo antes llamado troika (Comisión Europea, FMI y BCE) negocia un acuerdo con Atenas para pagarle el segundo rescate y que el país evite la suspensión de pagos y la salida del euro a cambio de reformas. Según González, “si hay que elegir entre un escenario donde Europa afloja y el Gobierno griego no da nada en contrapartida, y otro en el que Europa no afloja, porque cree en su proyecto, y Grecia se tiene que ir, es evidente que Grecia se tiene que ir”.

“Espero que no lleguemos a ese punto, pero, o Grecia afronta esto con seriedad o, si no, se tiene que ir. Y si se tiene que ir, al día siguiente habrá mucha volatilidad en los mercados, pero, por otra parte, el proyecto del euro ganará mucho en credibilidad”, remacha.

En la charla, circunscrita al proyecto digital y a la evolución macroeconómica global, el presidente del BBVA también defendió los frutos de la reforma laboral en España y la mejora económica del país, aunque advirtió de algunos retos. “El obstáculo para que España crezca más es cuánto nivel de gasto público podemos financiar”. “Se puede alcanzar mucho sin renunciar a un buen Estado de bienestar; puedes tener un hospital que atienda a 1.000 personas o uno que atienda 1.500, si das a los médicos las herramientas adecuadas. No podemos presumir de mucha eficiencia en el sector público”, apunta.

El presidente del BBVA no deja de nombrar la eficiencia y ha tomado la revolución tecnológica como bandera. El banco empezó a crear en 2007 las primeras plataformas tecnológicas y hoy más del 20% de sus clientes ya operan online. La mitad de estos, con teléfono móvil. Las plataformas gestionan 350 millones de operaciones diarias, frente a 90 millones en 2006. Y en 2017 serán 1.000 millones por día. “Estamos liderando la banca mundial en cuanto a la transformación del modelo de negocio de los bancos, en la disrupción del modelo bancario, y eso consiste en bajar mucho los costes y a mejorar la experiencia del cliente”, explica González.

Si un cliente físico va seis o siete veces al año a una sucursal, en online acude 2,7 veces al día, y la tendencia “es que una vez entran en el mundo digital, ya no vuelven atrás”, dice el presidente del BBVA. En 2014, el banco logró un ahorro de 340 millones gracias al mundo virtual, con unas inversiones anuales de 2.100 millones en tecnología, 700 de ellos destinados a modernizarla. “Increíblemente, nuestros colegas no están en esta batalla. Pero están otros, las startups, y esos serán los que cambien con nosotros el sistema financiero del futuro”, concluye.

Más información