Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escapada de Semana Santa: así se monta en dos horas y sin arruinarse

Internet te ayuda a viajar de manera económica aunque no lo hayas planificado con tiempo

Escapadas de semana Santa Ampliar foto
Playa de San Julián en Liendo (Cantabria).

La fecha se acerca. El termómetro marca los 20 grados y tus compañeros de trabajo no paran de hablar del viaje que reservaron hace meses. Tú, alérgico a la planificación por dogma o por pereza, tienes de repente unas ganas irrefrenables de huir de la ciudad. Pero faltan tan solo 48 horas para la operación salida y tu bolsillo no está para derroches. Haz de Internet tu mejor aliado: con un poco de esmero y un par de horas delante del ordenador podrás escaparte de la rutina sin arruinarte.

Elige el mejor vuelo

Rastrea las opciones que brindan buscadores o comparadores como Skyscanner, Rumbo o Kayak, que permite realizar la búsqueda a partir de un precio determinado, y recuerda que volar con escala no siempre es la mejor elección, ya que podrías perder la conexión y quedarte tierado en el aeropuerto. Si eliges la opción que incluye una parada intermedia, normalmente más barata, procura moverte con la misma compañía y viaja ligero para no incurrir en gastos adicionales de facturación. Como alternativa, rebaja costes aterrizando en un aeropuerto próximo a tu destino y combina el viaje a través de diferentes medios de transporte, como el autobús, con la ayuda de páginas como Rome2rio o Goeuro. Y antes de viajar al extranjero, que no se te olvide averiguar si necesitas un seguro médico

Abarata el viaje en coche

Semana Santa ampliar foto
Coste de los viajes en coche. skyscanner

Valencia es el destino más económico para viajar por carretera de media con coche alquilado en España, seguido por Andalucía, mientras País Vasco y Madrid son las comunidades más caras, según un estudio realizado por Skyscanner. El informe tiene en cuenta el alquiler de un vehículo durante cuatro días, el carburante y un trayecto medio de 300 kilómetros. No hay que olvidarse de que también existen trucos para ahorrar gasolina, como limitar el uso del aire acondicionado o apagar el coche durante paradas prolongadas. Asociaciones como OCU o RACE ofrecen buenas sugerencias para recortar costes a través de una conducción eficiente. Por último, ve a la caza de los surtidores más baratos, que están disponibles en el geoportal de hidrocarburos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, con la posibilidad de filtrar la búsqueda por tipo de carburante y provincia, o calcula tu recorrido para localizar las estaciones más convenientes.

Sé flexible con tu destino 

De acuerdo con el portal de viajes TripAdvisor, los hoteles españoles más convenientes para alojarse durante esta Semana Santa están en Galicia, Asturias, Navarra, Castilla y León, Aragón y Cantabria, donde el precio medio se sitúa por debajo de los 80 euros por noche. Si tu presupuesto es limitado, sacrifica hospedarte en el centro de la ciudad y elige una ubicación algo más alejada pero más asequible. Trivago o Booking son páginas muy populares para reservar alojamiento por Internet, algunas veces con descuentos interesantes; si la idea es buscar un paquete que incluya también el desplazamiento, portales como Logitravel o Atrápalo podrían convertirse en lo que necesitas.  

Busca una alternativa al hotel

Encontrar una habitación libre puede resultar complicado en una temporada alta. Sobre todo si viajas en grupo, quizá puedas optar por alquilar una casa o un apartamento. Entre las webs más populares destacan Airbnb, Homelidays u Only Apartments. Homeaway, portal de alquiler vacacional, señala que Castilla y León, con un precio medio de 91 euros por semana, es la comunidad más económica para esta temporada vacacional, seguida por el País Vasco (259 euros) y Alicante (270 euros). Extremadura (545 euros) y La Rioja (456 euros), por otro lado, son las más caras. En alternativa, existe la opción de los albergues, donde se pueden conseguir habitaciones individuales entre 25 y 30 euros en promedio o plazas mucho más económicas si se trata de dormitorios compartidos.

No descartes compartir gastos

El consumo colaborativo puede ser una buena manera para abaratar costes. Blablacar, Amovens o Shareling son las aplicaciones más clásicas para repartir costes en un viaje por carretera, pero también existen páginas adonde intercambiar billetes de tren (Truecalia o Trenhub) o aprovechar de la oferta Tarifa 4 Mesa de Renfe aun sin acompañantes (Compartetren). Si eres aventurero, quieres ahorrar en alojamiento y estás dispuesto a quedarte en el hogar de un desconocido, lánzate a la búsqueda de un hospedaje en sitios web como Couchsurfing o BeWelcome, aunque ten en cuenta que quizá acabes durmiendo en el sofá. También puedes intercambiar tu casa en portales como Homeexchange.

Aprovecha las ofertas

Una vez llegado a tu destino, sigue ahorrando. Utiliza el transporte público y encuentra la manera de conseguir descuentos y cupones para los museos y restaurantes locales. No se te olvide acercarte a las oficinas de turismo para averiguar si existen ofertas o entradas gratuitas para las fechas que has elegido. Por último, antes de hacer las maletas, revisa si tus tarjetas de crédito y de fidelización te ofrecen ventajas a la hora de viajar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información