Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sabadell amplía su capital en 1.600 millones para comprar TSB

La compra del sexto banco británico le va a costar 2.350 millones de euros

Un mercado atractivo, con un marco regulatorio estable y buenas perspectivas de crecimiento. Son las tres premisas en las que se basó ayer jueves el consejo de administración de Banco Sabadell para confirmar definitivamente la oferta de compra sobre TSB, la sexta entidad financiera británica, que también apoya la operación. Pagará en torno a 2.350 millones de euros, según ha confirmado hoy a la CNMV, recursos que saldrán de su posición de caja y de una ampliación de capital aprobada también en la reunión de ayer, por un importe de 1.600 millones de euros.

En una conferencia de prensa en Londres, adonde ha acudido para presentar la operación, el presidente del Sabadell, Josep Oliu, ha señalado que la posición del mercado bancario británico permite hacer pensar a su equipo que "se pueden crear oportunidades para desarrollar todavía más la posición de mercado de TSB".

El banco presidido por Josep Oliu se ha garantizado parte de la operación tras alcanzar un acuerdo con Lloyds, el principal accionista de TSB, que controla el 50% del capital. La entidad española comprará 49.999.999 acciones de TSB, equivalentes al 9,99% del capital, y Lloyds le otorga una opción para adquirir el resto de sus acciones. Lloyds es uno de los actuales accionistas de referencia del Sabadell, al controlar el 1,8% de sus acciones. El objetivo es alcanzar la totalidad del capital, por lo que sí se logra un porcentaje suficiente, se excluiría a la compañía de la cotización en Bolsa.

La entidad gestiona actualmente depósitos de clientes por 31.600 millones de euros y una inversión crediticia de 27.900 millones. Es el sexto banco británico por número de oficinas (631), con una cuota de mercado del 6,1% y una tasa de morosidad del 0,9%.Y, según ha explicado el consejero delegado del banco catalán, Jaume Guardiola, encaja "en la estrategia de internacionalización" del Sabadell, que tiene por objetivo situar fuera de España el 30% de su negocio. Con la incorporación de TSB, dará un salto del 5% al 22%. El próximo paso será en México, donde se prevé conseguir este año ficha bancaria para operar primero en banca de empresas y posteriormente en minoristas.

No habrá cambios en la marca TSB y no se prevén recortes en la plantilla de TSB, pese a que el director general de Banco Sabadell, Miguel Montes, ha señalado que teniendo en cuenta las magnitudes de la entidad, la plantilla de 8.000 empleados "parece sobredimensionada". Pero, "para la estrategia en la que pensamos", ha señalado que incluso podría crecer. Sí que se prevén algunos cambios en la dirección, que no afectarían al primer ejecutivo.

La operación que abre las puertas del mercado bancario británico al quinto banco español también está vinculado con una ventana de oportunidad. Lloyds, el máximo accionista del banco, estaba obligado a vender antes de 2016. Al fracasar otro intento de venta, el pasado verano sacó a Bolsa la mitad de su capital, pero tenía que seguir en esa desinversión, forzada por las autoridades británicas. Esa situación ha permitido que la valoración sea la misma que la que consta en los libros.

Pese al importe de la compra, el Sabadell considera que la incorporación de TSB tendrá un efecto neutral en el capital. Asimismo, se calcula un ahorro en aplicaciones informáticas de 160 millones de libras a partir de 2018. A favor de los intereses de la entidad catalana juega el compromiso de Lloyds, que actualmente cubre la plataforma tecnológica de TSB. Según el acuerdo existente, si TSB apuesta por abandonarla, Lloyds le tendrá que pagar 450 millones de libras en concepto de costes de transferencia. El Sabadell, que aportará su propia plataforma Proteo --lo que supondrá activar a hasta mil trabajdores para adaptar el sistema y activar la migración de datos--, considera que el coste de realizar esa maniobra será muy inferior y su filial británica se podrá apuntar ingresos extraordinarios por este concepto.

La ampliación de capital de 1.600 millones de euros se llevará a cabo aunque la oferta de compra no sea un éxito. Guardiola ha señalado que esos recursos potenciarán la posición de capital, que pasaría del 11,5% al 11,6%.

El consejo de administración del Sabadell también aprobó ayer nombrar a José Manuel Lara García como nuevo consejero del banco. El nombramiento por cooptación como consejero independiente servirá para cubrir el puesto de su padre, José Manuel Lara Bosch, fallecido en enero pasado.

Más información