Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña y Andalucía, las autonomías con los impuestos más altos

La Comunidad de Madrid es donde se pagan menos tributos. Los economistas muestran su "perplejidad porque muchos contribuyentes aún no saben cuánto pagarán de renta"

El órgano especializado en asuntos fiscales del Colegio General de Economistas ha presentado este lunes el "Panorama de la fiscalidad autonómica y foral 2015" donde comparan los impuestos que tienen las comunidades. Los economistas han expresado su "perplejidad porque, a estas alturas, muchos contribuyentes no sepan lo que pagarán de renta".

El informe sitúa a Madrid como la comunidad donde menos impuestos se pagan en España. En frente están Andalucía y Cataluña, los territorios con los tributos más elevados. Tras la reforma fiscal del Gobierno 12 de las 17 autonomías --casualmente las que están afectadas por procesos electorales-- han adaptado su tramo autonómico del IRPF a la nueva estructura del impuesto sobre la renta. Solamente Andalucía, Galicia y Cataluña no han modificado su tarifa autonómica. País Vasco y Navarra tienen su propio régimen foral. Aunque en Andalucía, en plena campaña electoral, comienzan a lanzarse promesas de rebajas de impuestos.

Así, en el IRPF, el principal impuesto que pagan los trabajadores, los tipos mínimos varían entre el 19,5% y el 22%. Por contra, el tramo máximo está entre el 44,5% y el 49%.  Las únicas comunidades que han tocado al alza algunos mínimos personales y familiares --la cantidad de la renta que no se somete a tributación porque se considera que es el importe mínimo para que el contribuyente atienda a sus necesidades vitales-- son Madrid y Baleares.

El informe señala que "el sistema de financiación de las comunidades sufre cierta asimetría por las diferencias entre la financiación de los territorios de régimen común y los territorios forales".

Respecto al Impuesto sobre Patrimonio, un tributo con vaivenes en los últimos tiempos y que está en fase de retirada, las principales novedades se producen en Baleares, cuyo Gobierno ha incrementado el mínimo exento de 700.000 a 800.000 euros. También La Rioja ha tocado este tributo al aprobar una bonificación del 50%.

En el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, se producen pocos cambios y sólo resalta que en Aragón se ha elevado la bonificación (del 50% al 65%) tanto para transmisiones 'inter vivos' como para 'mortis causa', mientras que en Extremadura se establecen bonificaciones del 99% para descendientes menores de 21 años y deducciones importantes para bases que no superen los 600.000 euros si se trata de familiares directos.

El estudio hace una clasficación de las comunidades según este impuesto. Territorios donde solo pagan importes simbólicos: Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia, Extremadura, Madrid, Murcia y La Rioja, así como los territorios forales.

Y un segundo grupo de territorios donde no pagan si no superan determinados límites, es el caso de Andalucía, Castilla y León, Asturias (límite de 150.000 euros de base imponible) o de Aragón, donde los menores de edad tienen una reducción del 100%, aunque con un máximo de 3.000.000 €. Cataluña ha pasado de una bonificación del 99% a que sea decreciente, del 99 al 57,73% e inversamente proporcional a la base imponible. En la Comunidad Valenciana la reducción del 99% se ha rebajado al 75%.