Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las madres pierden más sueldo

Un informe de la OIT advierte que la brecha salarial se amplía con la maternidad

Imagen de una mujer embarazada.
Imagen de una mujer embarazada. EFE

Hay multitud de estadísticas e investigaciones que atestiguan la brecha salarial entre hombres y mujeres y profundizan en sus causas. Pero los estudios sobre cómo afecta al salario que una mujer decida ser madre son más esporádicos. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha recopilado los trabajos más relevantes, que apuntan en la misma dirección: “La maternidad está salarialmente penalizada”, concluyó Joaquín Nieto, director de la oficina de la OIT en España, en la presentación del informe.

 “El salario cae más si se tienen dos hijos, y, más aún, si se tienen tres”, señaló Nieto, quien destacó que, en el caso de los padres, la tendencia suele ser la inversa. El efecto negativo sobre el salario aumenta si la madre tiene su primer hijo antes de los 25 años y, singularmente, en los países en desarrollo, se atenúa si el primer hijo es niña “porque aporta más al trabajo en el hogar”, explicó Rosalía Vázquez-Álvarez, investigadora de la OIT. “Las diferencias entre países son muy marcadas”, añadió.

Un trabajo de referencia, pero elaborado hace una década, sobre 11 países europeos evidencia esta disparidad: la remuneración por hora trabajada de las madres con dos hijos era hasta un 25% inferior que el salario de una mujer sin hijos en Reino Unido, mientras que en Italia o Francia la maternidad (y la necesidad de proveer más ingresos al hogar) se traducía en un salario algo superior para las madres. En el caso de España, la penalización salarial para las madres rondaba el 6%.

Las madres pierden más sueldo

“Es muy determinante cuánto tarda la mujer en volver al mercado laboral, cómo son las bajas por paternidad o maternidad, si se promueven guarderías o qué grado de flexibilidad facilitan las empresas a madres y padres en el trabajo”, añadió Rosalía Vázquez-Álvarez, que enfatizó la necesidad de financiar nuevas investigaciones en esta área.

"La mejor manera de reducir la penalización salarial para las madres, es reducir la brecha salarial de género", resaltó la investigadora de la OIT, tras subrayar que "perder salario ahora equivale a menos prestaciones en el futuro". Otro informe de la Organización Internacional del Trabajo, publicado en diciembre, reflejó que el salario medio mensual de los hombres es un 17% superior al de las mujeres. Lo novedoso del trabajo, en el que participó Vázquez-Álvarez, es que trataba de aislarse qué parte de esa diferencia podía explicarse por capacidades (experiencia, educación, tipo de ocupación, sector y jornada) distintas.

En el caso de España, la brecha se debe enteramenta a la parte no explicada (un indicio claro de discriminación en los salarios), y en realidad, el capital humano que ofrecen las trabajadoras es superior al de los hombres, por lo que, según la investigadora de la OIT, "las mujeres deberían ganar entre un 1% y un 2% más que los hombres". Esta situación es más extrema aún en algunos de los países, como Eslovenia o Sueca, en los que la brecha salarial de género es reducida. En realidad, que la distancia sea más corta entre hombres y mujeres en estos países, tiene mucho que ver con que las mujeres, de media, tienen una capacitación profesional mayor a la de los hombres, aunque sus salarios también son menores a lo que deberían.