Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno no descarta entrar en Deoleo para mantener su españolidad

La minsitra de Agricultura reconoce la posibilidad de que la SEPI invierta en la aceitera

Una planta de envasado de aceite de la marca Carbonell, de Deoleo
Una planta de envasado de aceite de la marca Carbonell, de Deoleo

El Gobierno no descarta entrar en el accionariado del grupo aceitero Deoleo para mantener su españolidad, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), tras concluir la Oferta Pública de Adquisición (OPA) de acciones del fondo británico CVC, que ostenta el 48,087% del capital.

la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, en los Desayunos Informativos organizados por Europa Press, ha admitido esta posibilidad, aunque no ha precisado fecha ni el porcentaje que tomaría el Ejecutivo en la compañía propietaria de la marca Carbonell. "Nunca se ha descartado la presencia del Estado en Deoleo y sigue ahí como una posibilidad. Estamos esperando, porque la OPA ha tardado más de lo que esperábamos", ha señalado la titular de Agricultura, quien ha subrayado que el Gobierno tomará una decisión "una vez que esté todo claro y tranquilo".

La OPA del fondo británico CVC concluyó a finales de pasado año, lo que le permitió hacerse con el 48,087% de Deoleo, tras adquirir un 18,10% en el marco de la oferta, que se sumó al 29,9% que ya poseía con anterioridad a la misma.

En la firma presidida por José María Vilas todavía se mantienen como accionistas significativos Caixabank, con un 5,282%, Unicaja (11,349%) y Kutxabank (4,840%), con una participación conjunta superior al 20%.

El fondo británico ofreció inicialmente un precio de 0,38 euros por acción que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) consideró "no equitativo", lo le llevó a mejorar la oferta y subir el precio a 0,395 euros por título. CVC afirmó encarar con "optimismo" los planes de futuro diseñados para Deoleo con un objetivo fundamental: potenciar el crecimiento de la empresa a nivel internacional, algo que redundará positivamente en un sector que es estratégico para España.