Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pemex registra pérdidas por 17.900 millones de dólares en 2014

Los resultados de la petrolera se hunden un 50% con respecto al año pasado y el sindicato anuncia un recorte en los gastos en personal

Una plataforma de Pemex en el Golfo de México.
Una plataforma de Pemex en el Golfo de México.

Petróleos Mexicanos (Pemex) continúa profundizando sus pérdidas. La petrolera estatal ha mostrado este viernes sus resultados de 2014 que reflejan a una empresa golpeada por varios frentes por más de dos años. La compañía ha explicado que las pérdidas al cierre del año se deben a menores utilidades por la caída del precio del petróleo, la depreciación del peso mexicano ante el dólar estadounidense, mayores costes financieros y el pago de impuestos.

En el último trimestre del 2014, Pemex ha perdido 115.900 millones de pesos (7.900 millones de dólares), el doble que el mismo periodo de 2013. La petrolera acumula así nueve trimestres de resultados negativos, mientras continúa con la transformación de la empresa como se había planteado en la reforma energética emprendida en 2013. Las pérdidas de la estatal en el 2014 suman 263.820 millones de pesos (17.925 millones de dólares), mientras que en el año anterior fueron de 170.058 millones de pesos (11.300 millones de dólares), una variación de 55%.

“Los resultados de Pemex se vieron afectados de manera significativa por variables ajenas a la operación de la empresa: la depreciación del peso mexicano respecto al dólar de EE UU y la disminución en las tasas de interés de los bonos emitidos por el Gobierno Federal mexicano”, señala la compañía en su informe trimestral. Los resultados de Pemex muestran que la deuda financiera de la compañía ha tenido una variación de un 60,9% en el último año que corresponden a un mayor pago de intereses. En 2014, la empresa concentró una deuda de 145.863 millones de pesos (9.900 millones de dólares), cuando en 2013 era de 90.677 millones de pesos (6.000 millones de dólares).

La petrolera mexicana ha situado su producción de crudo en 2,4 millones de barriles diarios, un 3,7% menos que en 2013, y muy lejano de su récord de 2004 cuando la estatal producía 3,4 millones de barriles diarios. Al mismo tiempo, la firma ha pronunciado el abismo del pasivo laboral —las compensaciones para sus trabajadores jubilados y pensionados— que en 2013 había traspasado la línea del billón de pesos (88.000 millones de dólares) y que ahora se sitúa en casi un billón y medio de pesos (98.590 millones de dólares). Pemex ha reconocido este martes que existe un “entorno adverso por el que atraviesan las finanzas de la empresa”.

La exhibición de los resultados anuales de Pemex coincide con el anuncio de la petrolera de recortar 668 millones de dólares al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM). Este movimiento es parte del hachazo de 4.170 millones de dólares que el Gobierno mexicano hizo en febrero al presupuesto de la estatal. La petrolera ha explicado en un comunicado que estos fondos reducirán el “gasto corriente en servicios personales” del sindicato, aunque no precisó si en este rubro están los empleos de algunos trabajadores sindicalizados. “Para lograr este ahorro se incluyen medidas de productividad, eficiencia y manejo de personal que impactarán directamente el gasto en servicios personales de todos los trabajadores de Pemex”, ha manifestado la petrolera.

El sindicato, dirigido por el senador Carlos Romero Deschamps, ha sido señalado en los últimos años por conseguir compensaciones muy superiores a las de ley para los trabajadores afiliados a la organización. La reforma energética limitó su intervención en las decisiones de la empresa al sacar a los cinco miembros del sindicato que participaban en el Consejo de Administración. El recorte abre otra brecha entre la compañía y el sindicato que en agosto tendrán que renegociar el contrato colectivo.

Trabajadores de Pemex en Tabasco.
Trabajadores de Pemex en Tabasco.

La oferta petrolera de México continúa

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) ha abierto este viernes la segunda licitación para explotar petróleo en México. Se trata de cinco contratos para extraer petróleo de nueve campos de hidrocarburos en aguas someras del Golfo de México. “Son buenos crudos con un potencial de producción rápido”, mencionó el comisionado René Rangel. El Gobierno mexicano estima que en esta región, ubicada frente a las costas del Estado de Tabasco, se hallan 125.000 barriles diarios de crudos ligeros y aceites.

Estos nuevos contratos se suman a los 14 anunciados en diciembre de 2014 por la CNH. El Estado mexicano espera firmar su primer contrato en septiembre de este año y se encuentra recibiendo propuestas de compañías petroleras de todo el mundo para explorar y explotar crudo del Golfo de México, entre las empresas interesadas están Shell, Chevron, Ecopetrol, Petrobras, Total, BP, Exxon Mobil y Statoil.