Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La caída de precios y el consumo en los bares castigan a Dia en España

El grupo de supermercados reduce su facturación en el mercado ibérico. Gana un 57% más en 2014 gracias la venta de sus tiendas en Francia y el tirón de los emergentes

Escaparate de un supermercado Dia en Madrid.
Escaparate de un supermercado Dia en Madrid.

El Grupo Dia logró un beneficio neto atribuido de 329 millones de euros en 2014, un 57% más que en 2013. La vertiginosa subida de las ganancias está directamente vinculada al ingreso extra que le llegó en 2014 por la venta de sus tiendas en Francia. Descontando el efecto de este hecho extraordinario, los beneficios fueron de 267,3 millones, el 8,4% más. El resultado de la cadena de supermercados ha crecido, y eso, a pesar de que las ventas netas en el mercado ibérico se resienten, arrastradas por la deflación de los alimentos el año pasado y el mayor consumo fuera del hogar. 

El grupo Dia ha registrado un ejercicio lleno de novedades: en 2014 compró el grupo El Árbol, está transformando los locales que compró a Schlecker en la nueva cadena Clarel, adquirió un lote de 160 supermercados a Eroski y ha comenzado su actividad en zonas nuevas de Brasil y Argentina en las que todavía no estaba presente. El 2015, ha señalado el consejero delegado Ricardo Currás, "será de digestión". Sin embargo, no descarta alguna nueva compra si la oportunidad surge. "Queremos ser protagonistas de la consolidación del sector en España, un mercado muy fragmentado. Seguiremos mirando muy de cerca lo que ocurre", ha reconocido.

Las ventas netas de todo el grupo ascendieron a 8.011 millones de euros, el 0,8% más. En conjunto, en España y Portugal las ventas brutas se redujeron el 0,8%. El bajón llegó sobre todo de la mano del mercado portugués, ya que, siempre en términos brutos, en España la facturación sí creció levemente: alcanzó los 5.219 millones de euros, un 0,4% más. La marcha del ejercicio en cuanto a ventas supone un frenazo muy considerable con respecto al año pasado, cuando las ventas crecían por encima del 4% en el mercado español.

La caída de precios y el consumo en los bares castigan a Dia en España

Las acciones de la cadena subieron en Bolsa este lunes el 4,3%, hasta 6,48 euros. Los resultados están en línea con lo que habían señalado los analistas y el anuncio de una mejora del dividendo y de una recompra de acciones de 200 millones (que actuará como una remuneración extraordinaria para los accionistas), animaron las compras en el parqué.

Las tres justificaciones del consejero delegado

¿Por qué las ventas se resienten? Según el consejero delegado de Dia por el "entorno deflacionista", la bajada de población en España y el tirón de bares y restaurantes. El sector de la restauración, ha recordado el ejecutivo, "había perdido desde 2008 hasta el 30% de su negocio, y ahora se está recuperando, con crecimientos cercanos al 4%". A más consumo fuera de casa, menos compras en los supermercados. 

Las ventas netas de todo el grupo ascendieron a 8.011 millones de euros, el 0,8% más.

Currás ha insistido en la presentación de resultados en que el 2014 ha sido un año "muy complicado para la distribución", y la venta de la alimentación se ha reducido en España. "En ese contexto, nosotros hemos ganado cuota de mercado, así que creo que lo hemos hecho mejor que la competencia", ha valorado. 

En un contexto de bajadas de ventas en Europa, son los mercados emergentes los que insuflan combustible a los beneficios del grupo. La facturación en Argentina, Brasil y China avanzó con fuerza, a un ritmo cercano al 30% en monedas locales, aunque el efecto de la depreciación del real y del peso reducen en euros esa subida al 4,8%.

Recompra de acciones de 200 millones

El consejo de administración de Dia propondrá a la junta general de accionistas el reparto de un dividendo de 0,18 euros brutos por acción, un 12,5% más que en 2013, lo que representa un pay-out del 44% sobre el beneficio neto ajustado.

Adicionalmente el órgano de dirección de Dia ha aprobado una recompra de acciones por un importe de 200 millones de euros. Ha acordado incluir como punto en el orden del día de la junta general de accionistas que se celebrará el próximo abril la necesaria reducción de capital para la amortización de las acciones que se adquieran bajo este programa de recompra.

La inversión en 2014 fue de 350 millones de euros. En España alcanzó los 161 millones, un 7% más

A lo largo de 2015, Amando Sánchez, el director ejecutivo del grupo, cree que las ventas en España subirán, tanto por una mayor facturación en la cadena matriz como por la incorporación de los locales de El Árbol y los locales de Eroski.

Sobre estos últimos locales adquiridos, situados principalmente en Madrid y Andalucía, el consejero delegado ha explicado que están estudiando dónde encajarán. Podrían pasar a formar parte de Dia, usar la marca El Árbol o incluso no descartan crear una nueva enseña. "Todas las posibilidades están abiertas", ha dicho Currás.

La inversión en 2014 fue de 350 millones de euros. En España alcanzó los 161 millones, un 7% más, según confirmó Sánchez. para 2015 está previsto mantenerla en la misma línea para aperturas y reformas, pero al montante se sumarán otros 50 millones destinados a los costes de absorción de los nuevos locales y la consolidación de la compra de El Árbol. Además, Currás ha señalado que buena parte de los nuevos locales que abra Dia estarán en zonas costeras.

El consejero delegado cobró 971.000 euros en 2014

El consejero delegado de Dia, Ricardo Currás, cobró 971.000 euros el año pasado. Es la remuneración total cobrada, entre salario fijo (el grueso, con 951.000 euros) y 20.000 euros en acciones entregadas por la compañía a su ejecutivo. En total, percibió un 3,6% más que en 2013.

El consejo de administración de Dia no cobra salarios variables, ni dietas ni remuneraciones extraordinarias por pertenecer a comisiones. El grueso de todos los miembros de la cúpula depende de su retribución fija en metálico. Tras Currás, el mejor pagado es el de la presidenta, Ana María Llopis, que ascendió a 149.000, de los que 40.000 eran por acciones recibidas. En total, recibió el 11,3% menos que un año antes.

Los sueldos del resto de los consejeros oscilan entre los 74.000 y los 107.000 euros al año. En total, la retribución del consejo fue de 1,87 millones de euros, entre pagos fijos y entrega de acciones, un 4% menos que en el ejercicio de 2013.

Más información