Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un exconsejero del BCE acusa a Draghi de ceder a la presión alemana

Athanasios Orphanides cree que el sistema de compra de bonos se acercará a las exigencias de Angela Merkel, según publica el 'Financial Times'

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo
Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo REUTERS

Todos los ojos de los mercados están sobre Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo (BCE). Este jueves debe anunciar si aplicará definitivamente el llamado Quantitative Easing (QE), y cómo se llevará a cabo esa compra masiva de bonos soberanos. Según unas declaraciones que publica el Financial Times de Athanasios Orphanides, ex miembro del comité ejecutivo del BCE y ex asesor de la Reserva Federal de EE UU, el sistema puede terminar por parecerse más al que quería Alemania que al que reclamaban otros estados miembros como Italia, lo que le ha llevado a Orphanides a acusar a Draghi de ceder a las presiones de Angela Merkel.

Los detalles del funcionamiento del QE son clave, ya que han sido un foco de conflicto entre los países socios del euro. Alemania quería que los bonos comprados por el BCE se mantuvieran en los bancos centrales de cada país. Sin embargo, otros países y el FMI consideran que, si los bonos no se reparten entre los distintos países (y el riesgo también se comparte), la efectividad del programa quedará reducida.

Todavía no hay detalles oficiales sobre la medida extraordinaria que esté previsto que se concrete el jueves. Sin embargo, según Orphanides señaló al Financial Times, ceder a los deseos de Alemania "y limitar la actuación del BCE a los deseos de Alemania" para evitar conflictos, "es incompatible y violaría el tratado de la UE".

"Cambiar las reglas para evitar compartir el riesgo daña absolutamente la efectividad de QE. No es la mejor política para la zona del euro en su conjunto y no se promueve una política monetaria única", criticó Orphanides, profesor de economía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, el mismo centro donde Draghi completó sus estudios de doctorado. Recuerda que el Tratado de la UE prohibió el tratamiento preferencial a cualquier banco central o Gobierno, al tiempo que se exige a los miembros del consejo de gobierno del BCE "tomar las mejores decisiones posibles para la zona del euro en su conjunto".