Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las firmas de economía colaborativa se agrupan para defender sus intereses

Sharing España quiere promover este modelo participativo de negocio y convencer a los usuarios de su seguridad y eficacia

Web de la página Blablacar
Web de la página Blablacar

Las empresas de la llamada economía colaborativa, basada en la compartición de bienes y servicios, han constituido una asociación, denominada Sharing España, para promover este modelo de negocio que está revolucionando los modos de consumo y defender sus intereses frente a otros actores y las administraciones. La asociación estará formada inicialmente por 22 empresas de perfiles y modelos de negocio diversos que se han unido para informar sobre los beneficios de la economía colaborativa y evaluar su impacto en la economía global.

Las empresas son Airbnb, AlterKeys, Avancar, Blablacar, Bluemove, Cabify, Comunitae, Eatwith, Etece, Gigoing, MangoPay, MyFixpert, Only Apartments, Rentalia, Respiro, Sharing Academy, Sherpandipity, Social Car, Suop, Traity, Trip4Real y WeSmartPark.

La economía colaborativa es un sector que está creciendo a un fuerte ritmo en España, que se está convirtiendo en uno de los mercados europeos donde están apareciendo más iniciativas empresariales relacionadas con este ámbito económico.

De hecho, alrededor de 400 empresas en España están vinculadas a la economía colaborativa actualmente y se espera que este número continúe creciendo, pues muchas start-up que inician ahora su actividad están basando sus negocios en este tipo de modelos. Precisamente, una de las prioridades que se marca este colectivo es analizar e impulsar estudios que permitan conocer el impacto real de este sector en la economía y sociedad española.

Airbnb, Blabacar, Cabify y otras veinte empresas forman la asociación 

En el decálogo de sus principios fundacionales se encuentra la creación, divulgación y fomento de la economía colaborativa y actividades punto a punto (peer to peer) como un modelo de desarrollo económico abierto y sostenible. También quieren promover y consolidar el marco de confianza hacia el consumidor inherente a estos modelos de negocio, y potenciar y reforzar la figura del ciudadano como productor y microemprendedor.

Respecto a la Administración, pretenden colaborar en base a un diálogo horizontal y participativo con todos los actores involucrados en la elaboración de políticas eficientes y racionales que favorezcan la competencia, la innovación, el crecimiento y el desarrollo de la economía digital, según fuentes de la asociación. Asimismo, consideran que España puede convertirse en el desarrollo de modelos económicos colaborativos y actividades peer to peer fomentando el diálogo con organizaciones públicas y privadas de otros países y ciudades.

Sus promotores creen que este modelo puede servir para innovar en ámbitos de sostenibilidad y protección del medio ambiente, sociedad abierta, gestión eficiente de recursos y generación de empleo.

Desde Sharing España se considera absolutamente "necesario ser proactivos en explicar que las actividades que abarca la economía colaborativa son una oportunidad de desarrollo económico y una transición a un modelo de crecimiento más sostenible que permite una mayor participación de los ciudadanos”, señala José Luis Zimmermann, director general de Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) y portavoz de la nueva asociación.