Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT y CC OO piden explicaciones a sus consejeros sobre las tarjetas

Montoro juzga “execrable” el uso de tarjetas sin declarar en Caja Madrid

El PSOE exige a sus representantes que las emplearon que devuelvan el dinero

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE

Los sindicatos UGT y CC OO han anunciado que pedirán explicaciones a sus consejeros en Caja Madrid sobre el presunto uso de tarjetas sin declarar por altos cargos de la entidad destapado por la Fiscalía. Al menos cuatro consejeros de Comisiones Obreras y otros cuatro de UGT hicieron gastos con las tarjetas opacas. El PSOE, por su parte, ha comunicado que abrirá expediente informativo a los consejeros del partido—en su caso son tres los afectados—, y les expulsará si se demuestra que usaron indebidamente esos fondos, según ha asegurado el secretario general, Pedro Sánchez. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha calificado de "execrable" el presunto fraude. "Lo lamento profundamente y si a alguien le duele es a mí", ha asegurado Montoro.

CC OO ha avanzado que abrirá una investigación interna para determinar la responsabilidad de los representantes del sindicato que eran consejeros de Caja Madrid y disponían de estas tarjetas. Al mismo tiempo, ha pedido a la justicia que actúe con celeridad y diligencia. Los cuatro representantes del sindicato en la entidad —Francisco Baquero, Rodolfo Benito, Juan José Azcona y Pedro Bedia— gastaron 584.500 euros en total entre 2003 y 2012 con las tarjetas opacas.

"Hemos hecho una mínima exploración y la respuesta que se nos da es que estos recursos se utilizaban en los gastos de representación que genera la propia actividad. Las consecuencias las derivaremos en función de lo que averigüemos", ha asegurado el secretario de Organización de CC OO, Fernando Lezcano, quien ha añadido que van a dejar que los implicados se expliquen "y en función de ello" actuarán.

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha recalcado, por su parte, que desde la Comisión Ejecutiva Confederal del sindicato desconocían completamente la existencia de las "tarjetas fantasma" y ha agregado que, aquellas personas que han estado en órganos de la entidad bancaria, "son las responsables últimas de sus acciones".

Por ese motivo les pedirán explicaciones y que trasladen "la información veraz sobre esto". Desde UGT analizarán, además, "si ha habido un comportamiento que no se atenga a la legalidad" para tomar medidas. El líder sindical ha hecho hincapié en que los comportamientos "deben ajustarse al código ético que la UGT tiene aprobado" y ha invitado a que las instancias judiciales aclaren lo ocurrido de "forma rápida". Los consejeros Miguel Ángel Abejón, José Ricardo Martínez, Rafael Torres Posada y Gonzalo Martín Pascual gastaron juntos un total de 365.500 euros.

Desde el PSOE, la nueva dirección de Pedro Sánchez ha anunciado que va a llamar a todos los afectados de su partido, a quien les abrirá un expediente informativo, informa Anabel Díez. Según han anunciado, pedirán que devuelvan el dinero y, si se comprueba que el uso de las tarjetas fue fraudulento, serán expulsados del partido. La investigación ya ha empezado. El propio Sánchez ha advertido de que el expediente se abrirá "sea quien sea" la persona afectada.

En cuanto a lo que hará el PP con los consejeros de su partido implicados en el escándalo, el portavoz adjunto del Congreso, Rafael Hernando, ha puesto en duda que todos actuaran de mala fe. "Vamos a ver si esto ha sido así y cómo ha sido y si existía mala fe por parte de esas personas o si sencillamente existía un desconocimiento hacia una práctica que en algún momento podía parecer normal porque era una práctica que realizaban todos", ha señalado.

Izquierda Unida, por su parte, ha recordado que su consejero José Antonio Moral Santín —que se gastó 456.500 euros—, ya fue expulsado de las filas de la coalición tras conocer irregularidades en la gestión de la entidad. La formación ha esgrimido, además, la querella que IU interpuso contra Bankia, BFA y sus 32 ex consejeros en abril de este año. Rubén Cruz (233.700) tampoco pertenece ya a la formación.

El ministro de Hacienda ha defendido, en una entrevista en la Cadena Ser, que este tipo de prácticas ya han desaparecido. El ministro ha asegurado que eso "ahora no ocurre" porque "han mejorado los controles". "Eso ya no pasa en esa entidad bancaria ni en ninguna entidad bancaria de carácter público, semipúblico o para público", dijo el ministro para reiterar que la razón es que se han "mejorado los controles, limitado la retribución de los directivos y formalizado muchísimas cosas, desde una experiencia que es negativa".

En ese sentido, el titular de Hacienda apuntó que "las crisis también sirven para limpiar y eso es lo que nos está ocurriendo". Montoro señaló que se trata de "conductas absolutamente impropias, y lo digo con toda franqueza y rotundidad", para asegurar que "cada vez es más difícil hacer estas prácticas en España". Por otra parte, el ministro quiso dejar claro que "hoy Bankia se dedica a lo que se tiene que dedicar, que es dar crédito, no a utilizar sus recursos de una manera poco transparente".

Más información