Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El interés de la deuda española pulveriza sus mínimos por las medidas de Draghi

La prima de riesgo cae a 110 puntos básicos, su mínimo desde mayo de 2010

Un inversor mira su monitor, en la Bolsa de Fráncfort.
Un inversor mira su monitor, en la Bolsa de Fráncfort. AP

Los mercados financieros han prorrogado este viernes la mejora de la víspera, cuando los inversores dieron la bienvenida a las nuevas medidas del BCE para sacar a la eurozona del atolladero con fuertes subidas en las Bolsas y más compras en la deuda. Por lo que respecta a España, el golpe de efecto del presidente del instituto emisor, Mario Draghi, ha motivado un importante recorte de los intereses exigidos a los títulos del Tesoro. De hecho, la rentabilidad de los bonos a 10 años, que es el que se utiliza de referencia para evaluar al conjunto de la deuda, ha logrado pulverizar sus anteriores mínimos y ha marcado nuevos récords en el 2,05%. También se ha desplomado el euríbor, que es el interés al que se prestan los bancos entre sí y que luego sirve para fijar el precio de la mayoría de hipotecas en España.

Así y aunque la deuda pública no entra de momento en el plan de estímulos de Draghi, opción que va más allá que la anunciada adquisición de activos, la promesa de más liquidez ha reavivado el apetito por el papel soberano, tanto de España e Italia como de los países fuertes del euro. Los analistas atribuyen este hecho a las expectativas que ha generado el programa de compra del BCE y el recorte de tipos al 0,05%, dos medidas que en esencia garantizan que el dinero seguirá fluyendo en los mercados. 

Con este descenso, la prima de riesgo española, que es el sobreprecio exigido a los bonos del Tesoro frente a sus homólogos alemanes, de referencia por su estabilidad, ha seguido bajando. Por la tarde, este indicador de la confianza en las finanzas de un país se ha situado en 110 puntos básicos, unos nueve menos que ayer, y acumula un recorte de 23 puntos básicos en la semana. La prima de riesgo no tocaba estos niveles tan bajos desde mayo de 2010, los días posteriores al gran ajuste anunciado por Zapatero cuando la eurozona empezaba a embarrancar en la crisis de deuda con el rescate a Grecia en abril de aquel año.

En el caso de Italia, los bonos a 10 años del país transalpino han bajado al 2,257% aunque el color verde que indica que están bajando los intereses se extendía al conjunto de países del euro. Alemania incluida, lo que ha moderado la mejora de las primas de riesgo. Por aquello de comparar el escenario actual con lo que ha pasado a lo largo de la crisis, hay que recordar que el interés de los bonos de España a 10 años llegó a superar el 7,6% en lo peor de las turbulencias (verano de 2012). Desde entonces, el compromiso de ayuda del BCE y, a continuación, la salida de la recesión y las reformas contra el déficit, resumen el radical cambio de situación.

En las divisas, el euro ha sido incapaz de volver a situarse sobre los 1,30 dólares, aunque ha puesto fin a su depreciación. A este respecto, los expertos señalan que reducir el valor de la divisa europea frente a las otras monedas de referencia era el objetivo inmediato del BCE ya que con ello mejora la competitividad de la eurozona, embellece sus exportaciones y ayuda a superar el estancamiento económico. De hecho, Eurostat ha confirmado este mismo viernes que el PIB de los Dieciocho no creció en el segundo trimestre.

“El anuncio de que el BCE tendrá que aumentar la cantidad de euros en circulación para cubrir la compra de activos tendrá un fuerte impacto a la baja en la divisa, lo que es una ventaja comparativo con el euro y será positivo para el crecimiento”, ha enfatizado Philippe Waechter, economista jefe de la gestora Natixis Asset Management.

En otra derivada de las medidas aprobadas este jueves, el euríbor a 12 meses ha marcado también mínimos históricos. Este indicador, que es el que se utiliza para fijar el precio de la mayor parte de hipotecas a interés variable y que ya está en niveles desconocidos hasta la fecha, ha retrocedido en su cotización diaria del 0,418% del jueves al 0,374%.

En las Bolsas, los índices de referencia han dado continuidad a las subidas, aunque de forma más moderada que la víspera y con algunas plazas, como París, donde sí se ha dado recogida de beneficios. En España, el Ibex ha avanzado un 0,33%, hasta rebasar los 11.140 puntos. "La reunión del BCE ha servido, por un lado, para echar más leña a unas Bolsas que ya se encontraban de por sí a altas temperaturas y, por otro, para confirmar que Europa necesita medidas adicionales para consolidar la tímida recuperación de una vez por todas", ha comentado Javier Urones, analista de XTB.

Al frente de las subidas se ha situado la banca, principal beneficiada de la compra de deuda en poder de las entidades proveniente de créditos a empresas o préstamos hipotecarios. Con ello, el sector traspasará al BCE sus riesgos, ganará capital y tendrá margen para conceder más créditos, aunque cobre intereses inferiores por prestar su dinero. Y si estas medidas no bastan para sacar a Europa de su estancamiento, "siempre quedará la opción de salir a comprar deuda pública", concede el economista jefe de la gestora Natixis AM.

La Comisión califica las medidas de “paso importante”

Bruselas ve con buenos ojos las medidas anunciadas ayer por Fráncfort. Un portavoz del departamento de Economía de la Comisión Europea ha asegurado este viernes que la nueva vuelta de tuerca en política monetaria del BCE es un “paso importante” importante para “relanzar el crecimiento económico y luchar contra la inflación en Europa”. El Ejecutivo comunitario considera que el programa destinado a desatascar el crédito es “necesario y complementario” con los esfuerzos de Bruselas y de los Estados miembros por “construir” una recuperación económica sostenible. Como ya hizo en agosto, la Comisión Europea ha reconocido que la demanda doméstica y la inversión siguen siendo “débiles” en la UE.

Más información