Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina se moviliza para aprovechar el veto ruso a la Unión Europea

Una delegación comercial viaja a Moscú para tratar de firmar acuerdos de exportación

Una vitrina con quesos en un supermercado de San Petersburgo
Una vitrina con quesos en un supermercado de San Petersburgo EFE

Una delegación comercial argentina visitará esta semana Rusia para tratar de aumentar las exportaciones en este país, que este mes prohibió la entrada de muchos productos occidentales de alimentación en respuesta a sanciones por su intervención en Ucrania. Argentina quiere aprovechar la situación y rellenar los huecos que deja el veto en el sector hortofrutícola.

Las reuniones de la delegación argentina se celebrarán el martes y el miércoles, según señala la agencia nacional de noticias argentina Télam. Se llevarán a cabo en Moscú, y el objetivo es lograr la firma de acuerdos bilaterales inmediatos que permitan la exportación. En la misión participarán el Gobierno —la ministra de Industria, Débora Giorgi; el de Agricultura, Carlos Casamiquela; y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Carlos Bianco, entre otros— y distintas asociaciones agrarias y ganaderas.

Los productos que espera comercializar Argentina abarcan la fruta fresca, vino, aceite de oliva, productos panificados, pastas, lácteos, carne y pescado —principalmente corvinas y merluza negra—. El presidente del Centro de la Industria Lechera de Argentina, Miguel Paulón, calcula que el veto ruso a la exportación de lácteos de la UE “podría significar un aumento del 20% en las exportaciones totales del sector lácteo argentino”.

Brasil busca mercado

Brasil también ha lanzado una campaña de impulso a la exportación, que pasa por las solicitudes apresuradas de cerca de 90 nuevas plantas de carne del país que han logrado permisos para vender en Rusia, con quien el país latinoamericano también espera aumentar su comercio de maíz y soja, según Reuters.

Las claves para que los productores de América Latina crezcan en Rusia, señalan las asociaciones agrarias argentinas, serán los precios y las formas de pago que ofrezcan los rusos. En el caso de Argentina, el negociador ruso esta semana será el director del Servicio de Inspección Agrícola y Ganadera, Serguéi Dankvert.

El presidente ruso, Vladímir Putin, hace unos días señaló que otro país que espera que rellene el hueco que deja la UE es Egipto. “Ya ha incrementado el abastecimiento agrícola a nuestros mercados en un 30% y esperamos que lo haga en otro 30% en un futuro cercano”, señaló tras su reunión con su homólogo egipcio, Abdel Fattah al-Sisi.

Más información