Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda cree que Jenaro García usó en su favor accionistas opacos

La inspección a Gowex descubre falsos pagos a firmas de Luxemburgo

Jenaro García, ex consejero delegado de Gowex.
Jenaro García, ex consejero delegado de Gowex. REUTERS

La Agencia Tributaria sospecha que los accionistas de la tecnológica Gowex radicados en Luxemburgo fueron instrumento de su fundador, Jenaro García, para la compraventa de acciones en su favor. Los inspectores razonan en el informe remitido el pasado 10 de julio a la Fiscalía Anticorrupción, al que ha tenido acceso EL PAÍS, que García desvió fondos de Gowex —en concurso de acreedores tras admitir el falseamiento de sus cuentas— como falsos pagos. Este miércoles ingresó en la prisión de Segovia el auditor de la firma, José Antonio Díaz Villanueva.

Arcole Venture. Hacienda acredita que la ampliación realizada por Let’s Gowex en 2008 (por 5.288 euros de capital y 544.710 euros de prima) fue “suscrita en su mayor parte por Arcole Venture, sociedad de Luxemburgo, de la que Let’s Gowex nunca ha aportado datos para certificar a sus beneficiarios, siendo siempre representada por Jenaro García”, dice el documento. Pero “mediante la investigación de cuentas bancarias y del tráfico de divisas de Let’s Gowex y Seasuntel (sociedad de la que existen evidencias de que está controlada por Jenaro García) se ha descubierto que los fondos transferidos por Arcole Venture (500.000 euros) y aportados para la suscripción de la citada ampliación de capital procedían de una cuenta de Seasuntel, de la que habían salido hacia Luxemburgo unos días antes de la ampliación de capital, por lo que existe la prueba fehaciente de que Jenaro García ha utilizado Seasuntel para invertir en el capital social de Let’s Gowex”.

Seasuntel, privilegiado cliente de Gowex, no existe según Hacienda

Seasuntel. A juicio de Hacienda, era también un falso cliente de Gowex, pese a que simula facturarle hasta 10 millones en un año. Primero emite facturas por 9,5 millones, y Let’s Gowex le remite rectificaciones y anulaciones, en lugar de hacerlas el cliente. “En total, las facturas se reducen de tal forma que el resultado final de cada factura (importe de recibida menos importe de emitida por Let’s Gowex) representa siempre una proporción en torno al 7,9% del importe inicial. Dicho porcentaje fijo respecto de las facturas emitidas induce a presumir pagos irregulares a los beneficiarios efectivos de Seasuntel”.

Mientras que se anula más del 90% de la facturación, Let’s Gowex transfiere a ese supuesto cliente en 2008 “un total de 19,5 millones como mínimo”. A su vez, Hacienda investiga otra transferencia a Seasuntel de otros nueve millones.

Este privilegiado cliente de Gowex no existe según Hacienda: “Carece de realidad económica, ya que, según los datos que obran en poder de esta inspección a los ejercicios de 2009 a 2013, no tiene personal asalariado y no figuran imputaciones de compras que acrediten la actividad desarrollada. En las facturas emitidas en 2008 y 2010 por Gowex Wireless a Seasuntel presentan el mismo formato que las facturas recibidas de esta”.

Los inspectores hallan más irregularidades: “Un dato que indica vinculación con el entorno de Gowex es que el socio mayoritario (75%), Juan Pablo Martín Hernanz, figura como perceptorde Let’s Gowex, recibiendo retribuciones como profesional en los ejercicios de 2008 a 2013”. Y los inspectores también recelan del administrador de la firma, Juan Cañamero González, “posible persona interpuesta”. La firma “es incumplidora total de sus obligaciones tributarias”.

Biotelgy Luxemburgo. “Participaba en el 38,7% del capital de Let’s Gowex antes de la ampliación de 2010, también ha estado siempre representada por Jenaro García, por lo que no se descarta que este último sea el beneficiario efectivo de dicha sociedad luxemburguesa. De resultar probada dicha titularidad efectiva, los dividendos percibidos de Let’s Gowex o las plusvalías recibidas de la transmisión de valores, en su caso, no habrían tributado en España en el IRPF de Jenaro García”, remacha Hacienda. La investigación deberá aclarar si Biotelgy estaba incursa en un proceso de liquidación judicial desde 2008 que se remató en 2012, hecho que no se informó a la CNMV, pese a ser accionista cualificado.

Hacienda apunta que la “sociedad se ha financiado en esencia con ampliaciones de capital que llevaban primas de emisión muy elevadas, lo que explica a su vez que hayan alcanzado cotizaciones tan altas en el mercado secundario”. Así, “los socios antiguos estaban dispuestos a vender participaciones en el capital a precios cada vez más elevados”. Esto produjo el milagro: “Mientras los precios de las acciones del mercado español y el propio índice Ibex 35, descendían por la crisis económica, las acciones de Let’s Gowex subían vertiginosamente hasta multiplicar su valor por seis veces un año”.

En suma, Hacienda apunta dos sospechas: presuntamente el equipo fundacional de Jenaro García se lucró vendiendo acciones de una Gowex con cuentas falseadas y pudo llegar a usar dinero de la firma para adquirir paquetes desde accionistas opacos.