Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU planea una multa millonaria a Commerzbank

Las autoridades estadounidenses consideran una sanción de más de 370 millones de euros

A la entidad alemana se le achacan operaciones con Sudán e Irán

Sucursal del Commerzbank en Alemania.
Sucursal del Commerzbank en Alemania.

La cruzada de Estados Unidos contra la gran banca europea continúa. En la mirilla tiene ahora Commerzbank, por el mismo motivo que sancionó la semana pasada a BNP Paribas aunque sin llegara ser tan severo. Los reguladores financieros discuten con la entidad alemana un pago de al menos 500 millones de dólares (370 millones de euros) por haberse saltado el embargo que impone a países como Sudán e Irán. El Gobierno alemán tiene una participación del 17% en el banco.

De acuerdo con la información adelantada por The New York Times, Commerzbank habría utilizado sus filiales en el extranjero para poder enviar fondos hacia compañías de países incluidos en la lista negra de EE UU. La reprimenda podría ser más alta, atendiendo a como evolucionó la multa al grupo francés, que escaló de 3.500 millones hasta 8.834 millones. Y al ser en parte de propiedad pública, habrá que ver si afecta a las relaciones entre Berlín y Washington, tocadas por el escándalo del espionaje.

Las negociaciones, en cualquier caso, se encuentran aún en una fase incipiente aunque el objetivo sería tener cerrado un acuerdo antes de que acabe el verano. No está previsto que el Departamento de Justicia de EE UU vaya a presentar cargos contra la entidad ni tampoco contra sus directivos. La persecución penal a los ejecutivos de bancos europeos por fraude, en cualquier caso, es un paso muy raro porque para que sea efectiva requeriría iniciar un proceso de extradición y eso dilataría mucho el proceso en los Tribunales.

Lo que está por ver es que otro tipo de concesiones realiza el banco alemán para poder evitar la exigencia de responsabilidades. En el caso de BNP Paribas, debido a la amplitud y gravedad del fraude, se le impuso una suspensión de un año en la conversión en dólares que afectará a algunos de sus negocios. La sansión, en cualquier caso, sería muy similar a la que se impuso años atrás al grupo holandés ING y al británico Standard Chartered. Aún así, las acciones de Commerzbank cayeron un 4% en el mercado europeo.

La negociación podría llevar a resolver un expediente similar abierto contra Deutsche Bank, según indica Reuters. Las acciones del grupo alemán caían más de un 1%. También están bajo investigación de los reguladores en EE UU los grupos financieros franceses Societe General y Credit Agricole, junto a Banamex USA, filial de Banco Nacional de México, que opera como parte de Citigroup. Pero en estos casos, no se espera una solución hasta que se resuelva la investigación de Commerzbank.