La deuda pública en manos de foráneos registra en mayo un máximo histórico

La cartera de las Administraciones públicas ha crecido un 12% en mayo

La deuda soberana en manos de inversores extranjeros alcanzó en mayo un nuevo récord histórico, según el Boletín mensual sobre los mercados de deuda del Estado. Los inversores no residentes acumulan 302.847 millones e euros, el nivel más alto en la serie histórica del Tesoro Público que arranca en 2001.

La cartera de los inversores foráneos en bonos y letras españoles superó por poco el anterior máximo registrado el pasado marzo por poco más de 137 millones de euros. El aumento de la deuda en manos de no residentes anticipa un nuevo aumento de la deuda pública tras un ligero retroceso durante el pasado mes de abril, cuando bajó por primera vez en los últimos seis meses. Entonces el volumen de pasivos financieros de las administraciones públicas ascendió al 96,1% del producto interior bruto (PIB).

La cartera de los inversores no residentes en deuda pública fue en mayo un 25% más elevada que el dinero que habían invertido en letras y bonos del tesoro hace un año cuando este ascendía a 242.552 millones de euros.

El peso de los inversores extranjeros sobre la totalidad de títulos emitidos por el Tesoro Público creció levemente desde el 42,44% de abril, hasta el 42,58% del mes pasado. A pesar de ello, este nivel no supera del que los inversores foráneos mantenían en 2010 cuando el nivel de deuda pública que ostentaban superaba el 54% del total.

Las entidades de crédito, bancos y otras entidades financieras, atesoraban en mayo el 29,43% de la deuda pública española, unas dos décimas menos que en abril. Los bancos son titulares de 209.295 millones de euros en títulos del Tesoro, unos 2.482 millones más que el mes pasado.

Las entidades de seguro, por su parte, redujeron su cartera de deuda pública en unos 500 millones de euros, hasta acumular 48.075 millones de euros en letras y bonos.

Destaca el fuerte aumento de las inversiones de las administraciones públicas. Han aumentado su cartera de inversión en deuda pública desde los 58.426 millones de euros registrados en abril hasta los 65.725 millones de mayo, lo que supone un amento del 12,4%.

Los fondos de inversión, otro de los tenedores de la deuda pública, también han reducido su cartera en títulos españoles en algo más de 1.153 millones de euros.

La prima de riesgo —el indicador de solvencia de la deuda de un país calculado por la diferencia entre el bono español y el alemán a 10 años— cerró el pasado viernes en 141 puntos básicos, un nivel inferior a los más de 155 puntos en que cotizaba el bono español en abril. Aunque aumento el nivel de deuda pública, el precio que se paga por ella es más bajo. Tras este movimiento se esconde una cierta estabilización de los mercados tras el ataque voraz que desataron sobre la deuda pública española durante 2011 y sobre todo 2012, cuando la prima de riesgo rozó los 700 puntos.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

J. S. G.

Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS