Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las compras de menos de 20 euros con tarjeta tendrán comisiones más bajas

Las tasas para el comercio serán del 0,2% para la tarjeta de crédito y del 0,1% para la de débito

Tarjetas de crédito de Lloyds TSB y Halifax
Tarjetas de crédito de Lloyds TSB y Halifax EFE

El Gobierno ha incluido un nuevo límite a las comisiones que los comercios pagan por los pagos que los clientes hacen con tarjeta de crédito. A los límites generales, anunciados hace tres semanas —del 0,3% en las compras con tarjeta de crédito y del 0,2% en las de débito— añade ahora otro tope a las compras de menos de 20 euros: serán más bajas, del 0,2% para las tarjetas de crédito y del 0,1% para las de débito. Además, en todos los casos, sea cual sea el importe de la venta, para las de débito la comisión no podrá superar los siete céntimos.

El objetivo, según señaló este viernes el Ministerio de Economía, es ajustar la normativa española en materia de pagos electrónicos a las exigencias que la Unión Europea impondrá a partir de 2016. Pero, además, en el caso de las compras de menor importe, la rebaja de comisiones persigue impulsar los pagos electrónicos en comercios como bares o quioscos, que suelen evitan aceptar dinero de plástico, porque los importes reducidos no compensan por las comisiones. La norma no se aplicará a las tarjetas de empresa, corporativas ni en la retirada de efectivo en cajeros.

A Visa, uno de los grandes emisores de tarjetas, no le gusta la legislación, ya que considera que la reducción de pagos que reciben de los comercios puede tener un efecto perjudicial sobre el avance de los pagos electrónicos, ya que el sector podría reducir sus inversiones y sus avances en materia de innovación y seguridad. La compañía advierte además de que esta legislación probablemente lleve a que las comisiones por tarjeta para los consumidores sean también más altas.

Control a los recargos

El Gobierno, por su parte, defendió este viernes que, pese al descontento de las empresas emisoras de tarjetas y de la banca, ha optado por limitar las comisiones para impulsar los pagos electrónicos, que evitan el fraude y el dinero negro y que facilitan las compras de los turistas. Según datos facilitados por el Ministerio de Economía, la tasa media de comisiones de intercambio por el pago con tarjeta es en España del 0,68%, frente al 0,28% de Francia.

Para evitar que las empresas de tarjetas de crédito acaben por repercutir en los consumidores o los comercios la reducción de tasas, a través de otros cargos, el Gobierno insistió en que hará un seguimiento y estipulará sanciones. El Observatorio de Pagos con Tarjeta, donde participan comercios, empresas emisoras y el banco de España, será el encargado de controlar sobrecostes.