LAS CUENTAS DEL ESTADO

La deuda pública baja en abril por primera vez en los últimos seis meses

El pasivo del conjunto de las Administraciones se rebaja al 96,06% del PIB con 982.762 millones

La deuda pública logró cambiar de tendencia en abril al bajar levemente en abril en 7.162 millones de euros, según ha publicado este lunes el Banco de España. Este descenso, que es el primero desde el pasado octubre, sitúa el pasivo del conjunto de las Administraciones en 982.762 millones, lo que equivale al 96,1% del PIB. Con ello, pone algo de distancia con respecto a los sucesivos máximos que ha venido marcando en este periodo en dinero.

La deuda del Estado arrancó el año con un importante aumento por el nuevo tramo del plan de pago a los proveedores. Este repunte, que supuso un repunte del total hasta el 96,8% del PIB a cierre del primer trimestre de 2014, amenazaba con echar por tierra el objetivo para todo el ejercicio, del 98,9%. Las comunidades también escalaron hasta tocar récords entre enero y marzo.

Más información
El Tesoro emitirá este año 10.000 millones menos de lo previsto
La banca se convierte en 2013 en el primer inversor en deuda autonómica
La deuda marca récords en todas las comunidades en el primer trimestre

Sin embargo, el freno de le deuda en abril, un mes en el que el pasivo del Estado ha bajado desde 2010, da algo de margen al Gobierno para cumplir con esta meta. El Ejecutivo anda más holgado por la mejora experimentada en los mercados internacionales donde los países acuden a emitir sus títulos.

Gracias a la recuperación, según ha informado recientemente el Ministerio de Economía, la recuperación y el descenso de los costes de financiación a mínimos históricos permitirá al Estado reducir la emisión en unos 10.000 millones. Esto permitirá que este 2014 no sea un nuevo año récord en cuanto al dinero prestado por los mercados a España.

La deuda pública ha ascendido a máximos a lo largo de la crisis y se ha disparado desde el 37% del PIB que tenía en 2007. Esta escalada se explica por la necesidad que ha tenido el Gobierno por financiar el déficit público, suministrar liquidez a las autonomías y seguir pagando a sus acreedores. Ahora, más de seis años después, el supuesto final de los problemas económicos y el incipiente inicio de la recuperación no supondrá el freno a la deuda, que seguirá hasta subiendo hasta 2018, cuando la deuda llegará al 105,7% del PIB.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS