Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

OHL reclama 116 millones a Argelia por la obra de una autopista

El país africano ha anunciado una reconvención que inicialmente se valora en 65 millones

La constructora ha interpuesto una demanda arbitral el pasado septiembre

La demanda se suma a la presentada contra Sonatrach por un proyecto en Orán

El nudo de autopistas Circuito Exterior Mexiquense, realizadas por OHL.
El nudo de autopistas Circuito Exterior Mexiquense, realizadas por OHL.

La constructora OHL ha interpuesto una demanda arbitral ante la Cámara de Comercio Internacional contra la Agencia Nacional de Autopistas (ANA) de Argelia derivada del contrato de construcción de la segunda circunvalación de Argel, en la que plantea una reclamación de 116,23 millones de euros. El proceso está aún en su fase inicial y el organismo argelino ha anunciado a su vez una reconvención que inicialmente se valora en unos 65 millones de euros.

OHL asegura haber elaborado su reclamación inicial en colaboración con un consultor externo, según detalla la compañía que controla y preside Juan Miguel Villar Mir en su informe anual correspondiente a 2013.

La constructora detalla que la demanda arbitral deriva del contrato de construcción de la segunda circunvalación de Argel, proyecto que se adjudicó en enero de 2006 por unos 450 millones de euros, y que comprendía la construcción de una autovía de 65 kilómetros de longitud, con dos carriles por sentido, entre Boudouau y Zeralda.

Esta demanda arbitral, interpuesta en septiembre de 2013, se suma a la que presentó también ante la Cámara de Comercio Internacional en diciembre de 2012 contra Sonatrach, en este caso derivada del contrato de construcción del centro de convenciones de Orán. Respecto a este procedimiento, OHL explica en su memoria anual que en la fase inicial del proceso Sonatrach también anunció una reconvención, pero no cuantificada.

El pasado mes de febrero, "y conforme al calendario previsto", OHL formuló su demanda definitiva en la que requiere un pago de 172,18 millones de euros y 4,9 millones de dinares argelinos (unos 46 millones de euros), en este caso también con el apoyo de un consultor externo.