Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos abogan por reducir IRPF y aumentar los impuestos indirectos

El comité de la reforma fiscal aboga por reducir los tramos del impuesto sobre la renta a cuatro y fijar un tope del 50%. También recomiendan la eliminación en un plazo "suficientemente largo" de la deducción por vivienda

Manuel Lagares, antes de la rueda de prensa.
Manuel Lagares, antes de la rueda de prensa.

El informe de los expertos de 444 páginas de "apretada literatura" para la reforma del sistema fiscal español, tal y como lo ha definido el catedrático de Hacienda Pública Manuel Lagares, ya se ha hecho público. En él, el comité de sabios elegido por el ministro Montoro aboga por ir reduciendo progresivamente la imposición directa y las cotizaciones sociales y, a cambio, aumentar los impuestos indirectos, como el IVA. Según defienden, la reforma tendría un efecto positivo sobre el PIB de entre el 0,3% y el 0,5% anual; del empleo, de hasta un 0,2% en el mismo período, y también sobre la recaudación, lo que permitiría una ligera reducción del déficit público. En cualquier caso, advierten de que "es al Gobierno a quien corresponde establecer el ritmo temporal y la composición de la reforma a la vista de la evolución de la coyuntura y de la consolidación presupuestaria". El plazo para que entre en vigor, de todas maneras, se mantiene en el 1 de enero de 2015.

- Cotizaciones sociales inferiores y más IVA: Los expertos abogan por una reducción de 3 puntos en las cotizaciones sociales, lo que reducirá la recaudación en torno a un punto de PIB. En paralelo, se ha simulado un incremento de la imposición sobre el consumo que compense ese efecto negativo basada en un traspaso de productos que están en el tipo reducido del 10% al 21%. Sus resultados muestran que la devaluación fiscal así planteada tendría un efecto positivo tanto sobre el PIB, de hasta un 0,7% en acumulado de tres años, como del empleo, de hasta un 0,7% en el mismo período, y en la recaudación. El efecto positivo sobre la recaudación y sobre el PIB permitiría en este caso una reducción del peso relativo del déficit público.

- Impuesto sobre la renta más sencillo: En relación con la tarifa general del IRPF, se propone la reducción del número de tramos de los siete actuales hasta un máximo de cuatro, en línea con la media europea. También propone reducir sustancialmente el tipo aplicable al primer tramo de la tarifa y de sus tipos marginales máximos, que no deberían superar los existentes en la media de los países de la Unión Europea, que está en el 45%. Además, insiste en que, incluido el autonómico, no debería superar el 50%. El tipo mínimo, por su parte, debería rondar el 20% frente al 24% actual, "lo que afecta a todo el mundo", ha destacado Lagares.

- IRPF con menos exenciones: Para compensar el impacto en las arcas del Estado de unos tipos más bajos, la reforma insta a recortar las exenciones existentes. Según explica el documento, otro argumento que apoya la tesis de reducir las desgravaciones es la abundancia de ellas y su falta de neutralidad.

- Protección a los más desfavorecidos: La Comisión propone una deducción especial en la cuota del IRPF en favor de los rendimientos de trabajo de forma que no paguen este impuesto quienes obtengan unos rendimientos reducidos. "Los mileuristas no deben pagar impuestos, la idea de Mariano Rajoy —de que queden exentos del IRPF quienes ganen menos de 12.000 euros al año— es nuestra", ha dicho Lagares, que ha añadido que lo suyo sería elevarlo a 14.000 euros al tener 14 pagas. En todo caso, el comité aboga por ampliar la obligación de declarar aunque no se tenga que pagar IRPF con vistas a controlar el fraude.

- Incentivo a la natalidad: El documento pide revisar la cuantía de los mínimos personales y familiares actuales, especialmente para hijos menores de tres años si ambos padres trabajan fuera de casa. "Esta propuesta tiene como objetivo contrarrestar la reducida tasa de natalidad así como facilitar el equilibrio entre vida laboral y familiar", afirma el texto.

- Tratamiento fiscal a la vivienda: "Es una petición europea aumentar la tributación a la vivienda y reducir la de las transimisiones", ha resumido Lagares. Por ello, los expertos piden poner en marcha una "profunda reforma del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)" que permite recaudar más con este tributo. No obstante, hasta que no llegue la reforma, se propone que todos los rendimientos procedentes de los inmuebles queden gravados en el IRPF dentro de la base del ahorro y no en la tarifa progresiva. También proponen imputar la residencia habitual como renta hasta que se actualice el IBI, lo que ya ha sido rechazado por el Gobierno. "Discrepo del Ejecutivo", ha respondido el catedrático de Hacienda, que ha matizado que las viviendas más modestas deberían queda excluidas. Por ejemplo, para los contribuyentes con menos de 20.000 euros de renta propia.

- Acabar con la deducción a la vivienda: Sin salir del apartado de la vivienda y las deducciones, los expertos proponen la eliminación en un plazo suficientemente largo —cinco a 10 años— de la desgravación por los préstamos para financiar la residencial habitual. Esta ayuda no existe desde enero de 2013, pero la novedad que proponen los expertos radica en que ahora tendría efecto retroactivo para todos los propietarios que se benefician hoy por hoy de esta medida. "La deducción acabó pero no murió y un impuesto no puede venir de una cosa que sucedió 30 años atrás", ha simbolizado Lagares. En el proceso de adaptación, abogan por poder anticipar toda la deducción del crédito durante el periodo de transición sin que por ello se modifique el plazo al que fue firmado el crédito hipotecando.

- Diferenciar entre rentas de trabajo y ahorro: La base del ahorro, sobre la que pesaría un tipo único próximo al mínimo del 21% frente a los tres tipos actuales, incluiría los rendimientos de los capitales inmobiliarios, los rendimientos de los capitales mobiliarios y las ganancias y pérdidas patrimoniales. Con ello, se lograría una mayor neutralidad en el tratamiento de los rendimientos de los activos en los que se materializa el ahorro.

- Incentivos a los planes de pensiones: El equipo coordinado por Lagares cree necesario mantener el actual tratamiento fiscal de los fondos de pensiones, dado el fuerte ritmo de envejecimiento de la población de nuestro país, la reciente reforma del sistema de pensiones y la ausencia de sistemas de pensiones privados alternativos de carácter obligatorio. No osbtante, aboga por ampliar las deducciones a las cuentas de ahorro que cumplan con los requisitos de indisponibilidad y asignación. Asimismo, se propone unificar los límites de la deducibilidad fiscal de las aportaciones.

- Recorte del impuesto de sociedades: Los expertos de la reforma fiscal critican a fondo el Impuesto de Sociedades actual y proponen una rebaja del tipo actual del 30% hasta el 25% inicialmente y luego al 20% acompañada de una eliminación de deducciones.

- Eliminar Patrimonio y reformar sucesiones: La Comisión propone crear una tributación mínima por sucesiones en todo el territorio nacional. Los expertos consideran que esa imposición mínima debería contar con una tarifa impositiva (tanto en herencias como en donaciones) que discrimine exclusivamente en función del grado de parentesco. "La mejor forma de tasar la riqueza no es el impuesto de patrimonio, que en España no funciona, sino trabajar sobre el impuesto de sucesiones, que se tiene que reformar", ha resumido el coordinador del equipo de la propuesta.

- "El que contamina paga": El comité de sabios se hace eco del llamamiento europeo para tasar las actividades y productos que más dañan al medio ambiente. En este apartado también abogan por revisar periódicamente los impuestos especiales sobre tabaco y alcohol.

- Revisión de las deducciones de las comunidades: El texto aconseja una "revisión en profundidad de las deducciones aplicadas por las comunidades con el objetivo de lograr una mayor simplificación y evitar distorsiones para la unidad de mercado".

- Supresión de los módulos. En el caso de los rendimientos de actividades económicas se propone la supresión del método objetivo de estimación de esos rendimientos —habitualmente conocido como “estimación por módulos”— por considerarlo origen de importantes bolsas de fraude.

Más información