Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El conflicto de Ucrania empuja el precio internacional de los cereales

El trigo registra la mayor alza desde la sequía de 2012 en los contratos de futuros de Chicago

El maíz se encarece un 6% en los puertos de entrada españoles y también en el mercado interior

Una cosechadora recolecta trigo al sur de Ucrania.
Una cosechadora recolecta trigo al sur de Ucrania. Bloomberg

El conflicto de Ucrania se ha traducido en las últimas semanas en un ascenso sostenido de la cotización internacional de los cereales en el mercado de contratos de futuros de Chicago (EE UU). En España, tras la gran cosecha del año pasado, el impacto es más moderado: el maíz se ha encarecido un 6%, tanto en los puertos como en el mercado interior en origen. En el resto de cereales, la crisis ha cortado de raíz el descenso continuado de precios que se venía produciendo desde 2013.

Estas subidas se han producido a pesar de que, hasta la fecha, la crisis no ha impedido el desarrollo normal de las exportaciones desde Ucrania al conjunto de la Unión Europea. España es uno de los clientes más importantes de las exportaciones ucranias, que abastecen las necesidades de materias primas de una gran cabaña intensiva.

Ucrania es el tercer exportador de maíz y el sexto de trigo este año, según los números recopilados por la agencia Bloomberg. En los contratos de futuros de Chicago, el trigo se encareció un 8,6% la pasada, en lo que es el mayor incremento semanal desde el verano de 2012, cuando la intensa sequía en Ucrania, Rusia y EE UU, los principales graneros mundiales, elevaron la presión en el mercado.

Además del conflicto con Rusia, los inversores también sopesan los efectos del largo invierno en la primera cosecha de este año. En el caso del maíz, los contratos de futuros han encadenado siete semanas de subidas, el mayor periodo alcista desde 2007.

El campo ucranio es uno de los principales exportadores mundiales de trigo y maíz

En España, según los datos manejados por Infomarket, los precios del maíz en el puerto de Tarragona han pasado de 180 a 190 euros por tonelada. La evolución alcista se ha registrado también en las ventas del mercado interior donde se han superado ampliamente los 180 euros por tonelada a pesar de la atonía que domina la demanda. Según José Murillo, analista del mercado, estas subidas se teme puedan dispararse en función de la evolución del conflicto y las posibilidades de cargar en los puertos de esa zona.

Para los fabricantes de piensos españoles, la situación no es preocupante todavía. Jorge de Saja, responsable de los industriales, matiza que parte del incremento del precio del maíz es consecuencia de los altos precios de la soja —también usado en los piensos—, más de 460 euros por tonelada. Y asegura que las fábricas tienen cubiertas sus necesidades de materia prima para los próximos meses, lo que descarta problemas de abastecimiento.

Ucrania es uno de los principales proveedores de cereal en el conjunto de la Unión Europea. Sus exportaciones de maíz se elevan cada campaña a unos 19 millones de toneladas de las, hasta la fecha han salido unos 15 millones. España es uno de los principales importadores de maíz con casi seis millones de toneladas, de las que más de la mitad proceden de Ucrania.

Los productores agrarios, beneficiados por las subidas de precios, concentran sus temores en que Bruselas y Moscú se puedan enzarzar en una guerra de represalias comerciales. Ante esa posibilidad, las preocupaciones se centran en sectores como el de la industria de la carne y especialmente en el subsector del porcino, donde Rusia se mantiene como uno de los principales destinos, a pesar de la política intermitente de las autoridades de ese país para abrir y cerrar fronteras según sus propios intereses al margen de las reglas del mercado. Otros focos de preocupación son los graneles de vino y envasados de mayor valor, los aceites de oliva y las frutas, aunque en el último año las producciones españolas han sido parcialmente desplazadas por la oferta turca.