Las ventas de aceite de oliva se disparan un 30%

La elevada producción y los precios de los grandes distribuidores aumentan la demanda

Cadena de envasado de aceite en en Dos Hermanas (Sevilla)
Cadena de envasado de aceite en en Dos Hermanas (Sevilla) Garcia Cordero

La comercialización de aceite de oliva durante esta campaña se ha incrementado un 30% en relación con la campaña anterior, y un 18% sobre la media de los últimos años. Esta importante evolución es el resultado de una campaña que se espera marque un nuevo récord en cuanto a producción. También han contribuido a las ventas los menores precios, que han bajado tanto por los menores precios en origen gracias a la elevada oferta como a la estrategia de la gran distribución, que utiliza el aceite de oferta como un producto ganchopara atraer clientes.

A solo algunas semanas para la finalización de la temporada de recolección, se estima una cosecha de 1,65 millones de toneladas, lo que supondría batir el récord de 1,61 millones de la campaña de 2012. Gracias a los menores precios las exportaciones han registrado un incremento del 45% sobre la campaña pasada y del 30% sobre la media de las últimas cuatro campañas.

Las excelentes expectativas de cosecha hicieron que en el segundo semestre de 2013 los precios iniciaran una línea de recortes desde un máximo de los 2,65 euros para un aceite tipo lampante de calidad media, a unas cotizaciones actuales que se sitúan en el entorno de 1,80 euros kilo. 

A la gran producción esperada en España se suman unas cosechas cortas en los principales países productores de la UE, especialmente en Italia, lo que puede suponer un fuerte aumento de las ventas de graneles que tradicionalmente no bajaban de las 300.000 toneladas.

Elevada demanda en los hogares

En el mercado interior, el aceite de oliva, según los datos manejados por Nielsen, ha sido uno de los productos que en 2013 habian escapado de la crisis, con una estabilidad o solo con ligeros incrementos en las ventas. La rebaja de los precios aplicada finalmente por los grandes grupos de la distribución ha supuesto un fuerte incremento de la demanda hasta situar la misma para la campaña en el 10% de subida.

La campaña de aceite de oliva se inició este año con unas existencias de 300.000 toneladas. A esta cifra se sumará una producción de más de 1,6 millones de toneladas y unas importaciones de otras 40.000 toneladas, lo que suma un volumen de casi dos millones de toneladas que supondrán un incremento de las existencias hasta más de 500.000 toneladas. Hasta la fecha, las previsiones para la campaña siguiente son también optimistas, aunque cada dia las producciones dependen menos de las condiciones climatológicas y más de las disponibilidades de agua para el riego en las explotaciones intensivas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS