Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Eurocámara reclama a la troika que estudie una quita a Grecia

El informe de la UE prevé ordenar el funcionamiento del grupo y establecer reglas claras

Las instituciones europeas encargadas de rescatar a Grecia, Irlanda, Portugal y Chipre no estaban preparadas para ese trabajo, hicieron pronósticos demasiado optimistas y no se preocuparon de diseñar políticas alternativas que podrían haber aliviado los efectos sociales y económicos de los recortes en los cuatro países. Además, el mandato de la troika —el invento que reunió a los tres organismos que prestaban el dinero: Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo— no estaba claro y era poco transparente y democrático. Son algunas de las conclusiones del informe que este lunes se disponía a aprobar la Comisión de Economía del Parlamento Europeo.

El documento, pactado por las dos grandes familias políticas, populares y socialistas, no solo mira hacia el pasado. El documento que el pleno deberá aprobar en marzo o abril propone medidas para el futuro. La primera, poner en orden el funcionamiento interno de la troika y establecer reglas claras de funcionamiento. Pero más importante es que la cámara de Estrasburgo reclama a la troika que estudie la sostenibilidad de las cuentas públicas griegas “con carácter de urgencia” para dar respuesta a la necesidad de reducir la deuda y las salidas de capital que arrastra la economía helena, “que contribuyen significativamente al círculo vicioso de la depresión económica que vive el país”. “Existen varias posibilidades para reestructurar la deuda. Además de una quita del principal, también se pueden aplazar los periodos de devolución, canjear los bonos o recortar intereses”, añade.

Creación de un FME

Los parlamentarios defienden la desaparición progresiva de la troika y su sustitución por un FMI europeo. El documento plantea que de las tres patas de la troika actual, pierdan peso dos —el FMI y el BCE—; al tiempo que ganen poder la Comisión y este Fondo Monetario Europeo de nueva creación.

Los dos principales responsables del informe (el popular austriaco Othmar Karas y el socialista francés Liem Hoang Ngoc) critican también que los supuestos planes de ayuda aplicaran el mismo modelo a situaciones muy distintas y que no cambiaran las recetas después de comprobarse que no estaban siendo efectivas.