Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España mejora su racha y coloca bonos al menor interés en la etapa del euro

El Tesoro coloca 5.290 millones en su primera emisión del año a medio y largo plazo

La rentabilidad de los títulos a 10 años en el secundario también mejora a niveles de 2006

Una imagen muestra dos monedas de euro.
Una imagen muestra dos monedas de euro. EFE

El brote verde incontestable de la economía europea es la mayor facilidad con la que los países, incluso los más estigmatizados por el rescate, se financian en los mercados. España, el mayor exponente de este cambio de signo, realizó ayer su primera subasta de bonos a largo plazo de 2014 y le bastó con ofrecer a los inversores el tipo de interés más bajo en la etapa del euro para obtener más dinero del previsto. Y Bankia, que fue lo más parecido al Lehman Brothers español, realizó con éxito su primera emisión de deuda desde que fue nacionalizada, en mayo de 2012. Ante la fuerte demanda internacional (el 85% de los 3.500 millones solicitados), vendió el doble de lo que había anunciado: 1.000 millones en bonos senior, que tienen como única garantía la solvencia del propio banco.

Fuente: Bloomberg.
Fuente: Bloomberg.

También Portugal, el país que aún no ha salido del programa de rescate europeo, se ahorró en su subasta un par de décimas de rentabilidad respecto a lo que pagó en la de enero.

El dinero, en fin, fluye para la deuda soberana periférica, si bien esta liquidez no ha logrado aún desatascar el acceso al crédito de la economía productiva: empresas y familias. España, que pensaba colocar entre 4.000 y 5.000 millones en bonos, emitió hasta 5.287 millones aprovechando que la fuerza de la demanda le permitía unos costes bajos: subastó bonos a cinco años con un marginal del 2,411%, tres décimas por debajo de la última de estas características.

No ha habido un nivel tan barato para el Tesoro español en los más de 12 años dentro de la moneda común. Y en el mercado secundario los inversores compraban títulos españoles con el mismo vencimiento con una rentabilidad del 2,26%, también la inferior en la etapa del euro. En el bono a 15 años el Tesoro adjudicó títulos al 4,198%, siete décimas más baratos que en la cita anterior. En total, España pedirá este año a los mercados una cifra récord: 242.000 millones.

En el mercado secundario, las compras también impulsaron los títulos a dos años, que por primera vez bajaron del 1% (0,99%).

Y los bonos a 10 años, cuyo diferencial con lo que paga Alemania es la referencia de la prima de riesgo, mantuvieron su buena racha y quedaron en el 3,77%, el nivel inferior en tres años. Queda por debajo, incluso, de 2004, cuando la rentabilidad exigida a los bonos españoles estaba sobre el 4,5% y la primera de riesgo, el diferencial con Alemania, era prácticamente cero. Y es que los títulos germanos se financiaban al mismo precio. Ahora, pagando menos, España tiene en cambio una prima de 188 puntos básicos (1,8 puntos porcentuales) porque los bonos germanos han afianzado aún más su condición de valor refugio y han logrado reducir sus intereses a lo largo de la crisis.

El bund a 10 años se compraba ayer con un interés de tan solo el 1,9%, pero en febrero de 2013 llegó a bajar al 1,16%. Lo más simbólico de esta tendencia tuvo lugar a primeros de 2012, cuando los títulos germanos a corto plazo llegaban a ofrecer intereses negativos, es decir, que los inversores acababan por pagar para colocar el dinero en deuda germana.

El pero de esta mejora de los mercados financieros es que, tal y como reconoció el presidente del Banco Central Europeo (BCE), las condiciones crediticias no se han normalizado y que la reactivación resultaba “débil, modesta”. Todas las grandes Bolsas europeas, salvo la de Milán, bajaron ayer.

Más información