Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Aunque recuerda que ya se prima a la madre trabajadora

Montoro estudia favorecer la natalidad en la reforma fiscal

El ministro de Hacienda dice que se tratará "el tratamiento favorecedor de la familia como unidad contribuyente"

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha señalado este martes que tomará nota de la petición de CiU para que en la reforma fiscal que se elaborará en 2014 se incluyan incentivos en favor de la natalidad en el IRPF, aunque ha recordado que en España ya se discrimina positivamente a la madre trabajadora.

Montoro ha precisado que la reforma fiscal promoverá el tratamiento de la familia como unidad contribuyente, favorecerá la conciliación de la vida laboral y familiar y "realzará el papel de la mujer en el mundo del trabajo, sobre todo su condición de madre".

Así lo ha indicado en respuesta a una pregunta del senador de CiU Ferrán Bel, a quien ha asegurado que recibirá sus sugerencias al respecto, pero al que también ha recordado que "hay que reconocer que el sistema tributario tiene elementos positivos" en favor de la natalidad.

"El año que viene acometeremos otra reforma fiscal y nos plantearemos el tratamiento favorecedor de la familia como unidad contribuyente", ha sentenciado el ministro en el Senado.

El ministro ha recordado que fue él quien creó los 100 euros mensuales para las mujeres que habiendo sido madres volvían a su puesto de trabajo a través de una deducción en la cuota del IRPF que llagaba a los 1.200 euros al año, con el fin de compatibilizar la vida laboral y familiar. Ha destacado además que España es el único país en el que la Hacienda Pública "paga a la mujer" y la "discrimina positivamente" como madre trabajadora.

En cuanto a su intención de favorecer a la familia como unidad contribuyente, ha recordado que así se hizo ya en anteriores gobiernos del PP, en concreto en 1998 y 2003.

Montoro ha afirmado que el Gobierno está "abierto a sugerencias" de los grupos a la hora de potenciar la unidad familiar, después de una parte de la legislatura "muy difícil" en la que el Gobierno ha tenido que tomar decisiones que no le gustaban como subir el IRPF.