Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda española a cinco años mejora hasta niveles deconocidos desde 2005

La confianza en que la crisis del euro está superada refuerza el optimismo en España

El bono a 10 años cae del 4% con la prima de riesgo en niveles de junio de 2011

Un hombre reflejado en unos luminosos.
Un hombre reflejado en unos luminosos. REUTERS

La constante mejora que están registrando los mercados de deuda en los últimos meses ha sumado este miércoles otro hito para España. Por primera vez desde 2005, la rentabilidad que los inversores consideran suficiente como para comprar los títulos del Tesoro a cinco años ha llegado a bajar al 2,52%. Los analistas atribuyen esta recuperación a la confianza en que la crisis del euro que ha llevado a media Europa al borde del colapso está definitivamente superada y, ya pensando en el caso español, que las perspectiva de recuperación económica se están consolidando.

Junto al recorte del interés exigido a la deuda soberana con vencimiento en 2018, los bonos a dos años han tocado mínimos desde 2009 tras bajar su rentabilidad al 1,26%, según datos recogidos por Bloomberg. Además, los títulos a 10 años se han situado por debajo del 4%. Dado que estos son los que se utilizan para fijar la prima de riesgo, este indicador, correspondiente al sobreprecio exigido frente a los bonos alemanes, de referencia, ha bajado de los 220 puntos básicos. Al final, ha acabado subiendo en un punto hasta los 221. Pese a ello, sigue en los niveles de junio de 2011 y se mantiene mejor que la italiana, que ha avanzado en la misma proporción a 223 puntos.

La recuperación de la deuda, sin embargo, no se ha trasladado a las Bolsas, donde el Ibex ha vuelto a caer este miércoles pese a transitar por el verde durante la mayor parte de la jornada. Al cierre, el selectivo español se ha dejado un 0,81%  arrastrado por la apertura a la baja de Wall Street.

"Algunos gestores e invesores están reequilibrando sus carteras con vistas a 2014 y piensan que la deuda de los países periféricos es atractiva", ha resumido a Bloomberg Owen Callan, analista de Danske Bank, en Dublín. En su opinión, "la situación en la eurozona se ha estabilizado y las perspectivas de España e Italia ha mejorado", lo que conllevará más recortes en la rentabilidad de sus bonos, que se mueve en la dirección contrario a su precio y que cuanto más baje, más elevado es su precio. Otro analista, este de ING, Alessandro Giansanti, es rotundo: "La situación ha mejorado. Aunque quedan muchos asuntos pendientes, los últimos datos y avances sugieren que lo peor de la crisis ha quedado atrás".

En este sentido, desde el BCE, el consejero austriaco del instituto emisor, Ewald Nowotny, ha afirmado este miércoles que el temor a una ruptura del euro ya no es algo que los mercados estén cotizando, lo que corre a favor de los periféricos. "Ha habido un considerable cambio y mejora", ha reconocido Nowotny.

El euro toca los 1,38 dólares

EP

La cotización del euro frente al dólar prosigue su escalada y ha alcanzado este miércoles los 1,38 dólares, nivel que no tocaba desde el 28 de octubre, antes de que el BCE decidiera recortar un cuarto de punto los tipos de interés, hasta el 0,25%. No obstante, minutos antes del cierre de los mercados en el Viejo Continente la cotización de la moneda común europea frente al dólar se ha relajado levemente hasta los 1,3792 dólares.

En un informe del pasado mes de noviembre, Bank of America Merrill Lynch (BofAML) advertía de que esta fortaleza del euro en los mercados internacionales de divisas "se ha comido" en parte los progresos en competitividad alcanzados mediante "dolorosos" ajustes durante los últimos años en España y el resto de países de la periferia del euro.

Más información