España logra cubrir el 100% de toda la emisión a largo plazo prevista para 2013

El Tesoro emite 3.500 millones con un nuevo bono a cuatro años a un interés bajo del 2,1% Economía estudia sustituir letras por títulos con un vencimiento mayor, lo que beneficia al Estado

El Tesoro Público ha cerrado este jueves con una subasta de bonos la emisión a medio y largo plazo prevista para este 2013, que ascendía a 121.300 millones de euros. Pese a ello, seguirá adelante con las cinco emisiones que le quedan de aquí a final de año para refinanciar letras y hacer caja con vistas a 2014. De hecho, todavía faltan por captar otros 12.000 millones de euros para alcanzar el total de 230.000 millones que se había fijado con vistas a pagar vencimientos, financiar el déficit, sufragar los pagos a proveedores y el rescate de las comunidades.

Según han informado desde el Ministerio de Economía y dado que se han cumplido las previsiones con holgura, se está estudiando amortizar vencimientos de letras con emisiones de bonos y obligaciones. Con ello, el Estado alargará la vida media de la deuda aprovechando las circunstancias favorables del mercado.

Este jueves, el Tesoro ha vuelto a cubrir objetivos al adjudicar 3.500 millones con un nuevo bono que vence en abril de 2017, lo que sitúa el total de la emisión a medio y largo plazo en 120.600 millones. El interés al que se han colocado estos títulos ha sido del 2,119%. Según destaca el departamento que dirige Luis de Guindos, el coste de la emisión ha repuntado ligeramente, con un interés marginal del 2,119%, frente al 2,081% de la subasta del pasado 17 de octubre, la última referencia comparable.

La cifra de emisión de este 2013 representa un máximo histórico sobre el anterior récord de 2012, cuando el Tesoro logró captar 212.800 millones en los mercados. Contando con la ayuda a la banca, cuyo origen no estuvo en los mercados sino en el fondo de rescate europeo, el total de la emisión bruta roza los 250.000 millones.

Ante este esfuerzo emisor, los analistas destacan la buena labor realizada por los responsables del Tesoro a la hora de elegir el momento, el tipo de títulos y las cantidades a emitir. De hecho, el ministerio de Economía calcula que, pese al repunte de este jueves, la mejora en los intereses, lo que ha venido motivado por la recuperación del apetito por la deuda española, el Estado se ahorrorá entre 7.000 y 8.000 millones en intereses durante 2013. Frente al resultado de esta última subasta de bonos, el pasado martes logró emitir letras a un tipo del 0,71%, lo que representa un récord por lo bajo de toda la serie histórica.

Montoro cancela el crédito sindicado para los proveedores

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, asegura que la decisión de amortizar anticipadamente el préstamo sindicado firmado en mayo de 2012 con una veintena de entidades para financiar el plan de pago a proveedores permitirá ahorrar entre 800 y 1.000 millones. Además, esta medida beneficiará a comunidades y ayuntamientos, que gozarán de mejores condiciones de devolución de los préstamos.

Así lo ha señalado Montoro durante su intervención en el Congreso para defender la convalidación de un decreto para autorizar un crédito extraordinario por valor de 17.421 millones de euros, de los cuales 11.900 millones se destinarán a amortizar anticipadamente el préstamo sindicado. La medida ha salido adelante con los votos de todos los partidos salvo la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y ERC que se han abstenido.

"La situación de los mercados ha mejorado sustancialmente (con respecto al momento de pedir el préstamo sindicado), como demuestran las subastas del Tesoro. Pese a ello, las entidades bancarias no consideran procedente el cálculo a la baja de los costes financieros del préstamo, en defensa de sus intereses. Eso ha llevado a la decisión de amortizar anticipadamente el saldo vivo total del préstamo", ha explicado el ministro.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50