Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de Pemex redobla sus ataques contra Brufau en el Parlamento mexicano

Lozoya culpa al presidente de la pérdida de valor de Repsol y denuncia “altas” retribuciones

Antonio Brufau, presidente de Repsol.
Antonio Brufau, presidente de Repsol.

El director general de Pemex, Emilio Lozoya, sigue echando leña al fuego que ha prendido contra Repsol. Ante la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados mexicana, ha responsabilizado este miércoles directamente al presidente de Repsol, Antonio Brufau, de la que considera negativa evolución de las acciones de la petrolera española, en la que la mexicana posee el 9,34%. En lo que va de año, las acciones de Repsol han subido un 19,89%, frente a una media del 4% en subíndice europeo (Stoxx) de petróleo y gas. Además, ha criticado las en su opinión “altas” retribuciones de Repsol, pese a que fueron aprobadas por Pemex tanto en el Consejo de Administración como en la junta de accionistas.

Lozoya ha dejado clara su oposición a que Brufau continúe al frente de Repsol. “Queremos que esta situación cambie”, ha dicho sin mencionarle. También ha subrayado que las acciones de Repsol estaban bajas antes de la expropiación argentina de YPF por culpa de la directiva. En realidad, Repsol también supera al índice sectorial europeo a tres y cinco años, pese a la caída de 2012, año de la expropiación de YPF.

Lozoya ha afirmado que las retribuciones de Brufau ascienden a ocho millones de dólares (5,5 millones de euros) anuales, cifra que, a su juicio, no refleja los resultados de su gestión. La cifra real es de 4,8 millones (más 2,7 millones por pensiones). Lozoya ha añadido que si Brufau cesa, “la compañía tendría que indemnizarle con 22 millones de euros”, algo con lo que “Pemex no está de acuerdo”. En realidad, el blindaje de Brufau es inferior (tres anualidades más una de pacto de no competencia).

Pemex mantiene como disponible para la venta el 4,3% de Repsol. El ministro de Industria español, José Manuel Soria, ha confirmado que la mexicana no tiene intención de ampliar su participación.

Más información