El beneficio del Santander se dispara un 77% por las menores provisiones

El banco ha captado 20.000 millones en depósitos en un año en España La morosidad sigue subiendo y se sitúa en el 5,43% El beneficio ordinario cae un 23% por los menores ingresos y mayores costes El consejero delegado se siente cómodo ante el próximo examen del BCE

El presidente del Santander, Emilio Botin, en Nueva York.
El presidente del Santander, Emilio Botin, en Nueva York.Ron Antonelli (Bloomberg)

Al Banco Santander le han llegado beneficios de todas partes hasta septiembre, con lo que sus ganancias han aumentado un 77%, hasta 3.310 millones de euros, el presidente del banco, Emilio Botín, ha señalado a través de un comunicado que “tras varios años de fuertes saneamientos y fortalecimiento del capital, Banco Santander está preparado para un nuevo escenario de mejora de la rentabilidad”.

El incremento del beneficio se debe precisamente a los menores saneamientos y provisiones, en particular en España para la cobertura de los activos problemáticos del ladrillo, que lastraron las cuentas en 2012.

La evolución del negocio recurrente no es tan positiva. Caen los ingresos y suben los costes, según explica el banco en su informe trimestral. Eso provoca que el beneficio atribuido ordinario caiga un 16,5% en el tercer trimestre, hasta 1.055 millones. En los nueve primeros meses, ese beneficio recurrente desciende un 23,3%, hasta 3.310 millones. Esos negativos resultados recurrentes han provocado que las acciones caigan en Bolsa en el arranque de la sesión, mientras suben con fuerza las de Sabadell y Bankinter, que también han presentado resultados.

El resultado también se ve afectado por cambios en el perímetro de consolidación (la venta de parte del negocio de seguros y de la filial en Colombia, sobre todo) con un efecto neto que el banco cifra en 339 millones y por el impacto cambiario negativo, que supone unos 5 puntos porcentuales, cerca de 100 millones, sobre todo por la depreciación del real brasileño.

El margen bruto, los ingresos, se sitúa en 30.348 millones de euros a cierre del tercer trimestre, lo que supone un descenso del 3% en términos homogéneos con el mismo período del año pasado. Los costes, por su parte, se mantienen en alrededor de 5.000 millones al trimestre, con un total de 14.858 millones en los nueve meses, que suponen un aumento del 3% sin efecto tipo de cambio y con el mismo perímetro.

Las sinergias de integración en España y Polonia empiezan a dar resultado, si bien el mayor impacto será en los dos próximos años, según el banco. En ese sentido, el consejero delegado del banco, Javier Marín, ha señalado a los analistas que el grupo está acelerando el proceso de concentración de oficinas en España, con el cierre de 450 oficinas previsto este año. Por ello, ha elevado las sinergias previstas este año desde el objetivo de 61 a 90 millones; de 295, a más de 300 el año próximo, y de 420 a más de 435, en 2015. El cambio de la marca Banesto a Santander tras la absorción se completará en el primer trimestre de 2014.

Más depósitos en España

Hace una semana, Botín decía en Nueva York que España vivía "un momento fantástico", en que "llegaba el dinero de todas partes". Al Banco Santander, desde luego le llega en España dinero en abundancia. Pese a que ha rebajado notablemente los tipos de interés que paga a sus clientes, la cifra de depósitos de clientes más pagarés (sin contar las cesiones temporales de activos) ha aumentado en 19.945 millones en un año en España, lo que supone una ganancia de un punto de cuota de mercado.

"La evolución de la liquidez es especialmente notable en España, donde Santander cuenta con más depósitos que créditos, de modo que dicho ratio se sitúa en el 85%", explica la entidad. En España, los depósitos crecen un 12%, pese a la fuerte reducción del coste de los nuevos depósitos a plazo, y los créditos caen un 5% en un año, aunque el banco señala que Santander ha facilitado financiación por importe de 43.000 millones de euros en nuevas operaciones a empresas en España. Durante 2013, Santander España ha incrementado en 90.000 el número de clientes.

Origen del beneficio

El 55% del beneficio tiene su origen en economías emergentes (Latinoamérica y Polonia) y el resto, en maduras. Por países, la mayor aportación corresponde a Brasil (24%), seguido de Reino Unido (15%), México y Estados Unidos (11%, cada uno) y España 7%.

El beneficio desciende en la mayoría de los países en que opera el banco. Sin contar extraordinarios, el resultado cae en los nueve primeros meses un 50,8% en España, hasta 367 millones, pese al "momento fantástico" que vive España, según el presidente de la entidad. El beneficio cae un 19,3% en Portugal, un 23,3% en Brasil, un 31,8% en México y un 11,2% en Chile. En cambio, el resultado atribuido crece el 1,9% en Reino Unido y el 1,3% en EE UU. También mejora en Argentina, Uruguay y Puerto Rico, mercados con un menor peso en el grupo.

La tasa de mora del grupo se sitúa en el 5,43%, lo que supone 0,25 puntos más en el trimestre. En España sube 0,65 puntos, hasta el 6,40%, afectada por la caída del crédito, y descienden las provisiones, sin contar los créditos a promotores. Con la nueva normativa sobre refinanciaciones, la tasa de mora de las hipotecas para la compra de vivienda se ha disparado al 6,97%. Marín prevé que la morosidad siga creciendo en España y que a final de año haya pasado del 6,4% al 7%, aproximadamente. En Brasil baja con fuerza la tasa de mora por segundo trimestre consecutivo y en Reino Unido es el tercer trimestre con descensos.

En cuanto a la actividad inmobiliaria en España, el banco mantiene una exposición neta de 11.420 millones de euros, un 26% menos que en septiembre de 2012. De esa cifra, 1.446 millones son participaciones en inmobiliarias (Metrovacesa y Sareb), 3.727 millones netos de coberturas son inmuebles adjudicados por el impago de créditos (provisionados al 54%) y 6.246 millones son créditos aún vivos, con una ratio de mora del 67,06% y una cobertura del 73%.

No hay novedades con el dividendo. El banco mantiene la misma política de retribución al accionista de 2012, con la distribución prevista de cuatro dividendos por importe aproximado de 0,15 euros por acción, que el accionista puede percibir en efectivo o en acciones. Esto supone una retribución de 0,60 euros por acción por quinto año consecutivo.

"Cómodo" ante el examen del BCE

En cuanto al capital, al capital, el ratio BIS II, la actual norma internacional de solvencia, se sitúa en un 11,56%, lo que supone un aumento de 0,45 puntos en el trimestre y 1,23 puntos en el año. El banco no dice cuál es su capital con los futuros criterios, Basilea III, que en la práctica se han convertido ya en la referencia, y se limita a decir que "la composición del capital sitúa a Banco Santander en una posición muy confortable para cumplir con los ratios de Basilea III, normativa que entra en vigor el 1 de enero de 2014".

En la conferencia con analistas,el consejero delegado del banco, Javier Marín, ha dicho que el capital con los criterios de Basilea III supera el 9% (aplicada plenamente) y el 11% con la aplicación gradual prevista. Marín ha dicho que no espera ninguna sorpresa para el Santander en el examen que realizará el BCE a la banca europea, que se siente "muy cómodo" con los niveles de capital y liquidez del banco y que espera que se reconozca el perfil de bajo riesgo del modelo de banca comercial de la entidad.

A finales de septiembre, el capital de Santander estaba en manos de 3.281.450 accionistas (un 0,1% menos) y en el grupo trabajan 184.786 empleados (3.500 menos que hace un año) que atienden a 102 millones de clientes en 14.561 oficinas (65 más que hace un año).

Marín se ha mostrado frío cuando le han preguntado por el interés del Santander en hacerse con NCG Banco o Catalunya Banc en el proceso de privatización emprendido por el Estado. "Nuestra primera prioridad es integrar Banesto", ha insistido, como en anteriores ocasiones. No obstante, ha dicho que la obligación del banco era analizar las operaciones ("echar un vistazo") por si fueran interesantes.

Con respecto a los activos fiscales diferidos y el posible cambio de normativa que permitiría que engrosasen el capital, Marín ha reclamado igualdad de trato en toda Europa. No obstante, ha dicho que el plan de negocio del banco está hecho sin la necesidad de contar con tales activos. Marín ha vuelto a descartar que el banco amplíe capital y también ha señalado que el grupo no necesita que el Banco Central Europeo realice una nueva inyección de liquidez a largo plazo (LTRO, según las siglas en inglés de las dos operaciones de ese tipo que se realizaron en 2011 y 2012).

En cuanto a la salida a Bolsa de filiales, el consejero delegado del Santander ha señalado que hay que esperar al momento adecuado para la oferta pública de venta de acciones de Santander UK y que no cree que ese momento llegue en 2014. Sí está en proyecto la colocación de la filial de crédito al consumo del Santander en EE UU.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS