Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La recaudación fiscal en 2013 será 2.300 millones peor de lo previsto

Montoro justifica el descenso de ingresos por la recesión económica

La cosecha de impuestos de este año será peor de lo previsto. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, anunció ayer durante la presentación de las líneas generales de los Presupuestos para 2014 que “no se alcanzarán las previsiones de ingresos tributarios para 2013. Faltan unos 2.300 millones de euros”.

El Gobierno había estimado que ingresaría 177.860 millones por impuestos durante 2013 pero la recaudación va por debajo de las expectativas lo que ha llevado a Hacienda a recalcular los ingresos tributarios en 175.520 millones de euros, 2.340 millones menos que la cifra inicial. La razón que esgrimió el ministro es que los Presupuestos para 2013 se elaboraron con un previsón de caída de la actividad del 0,5% pero la economía se comportó peor de lo esperado durante el primer semestre del año. La actual previsión de cierre para 2013 es un descenso de la actividad del 1,3% del PIB.

Los Presupuestos del Estado para 2014 ampliar foto
Los Presupuestos del Estado para 2014

La recesión más acusada de la economía durante los dos primeros trimestres de 2013 ha provocado una caída del consumo y ha profundizado la caída de las bases imponibles hasta el 5,5% a pesar de los esfuerzos de Hacienda por ensancharlas mediante la eliminación de desgravaciones y deducciones. La reducción media de las bases imponibles registrada hasta junio es la mayor desde que estalló la crisis financiera en 2008, según datos de la Agencia Tributaria, debido a la caída del gasto sujeto a IVA e impuestos especiales, y el descenso en la renta de los hogares. “Hasta ahora hemos tenido un estrechamiento de bases imponibles y por eso hemos tenido que subir impuestos, pero era ineludible para garantizar un cierto nivel de recaudación”, admitió el ministro durante la conferencia de prensa tras el consejo de ministros.

El proceso de devaluación interna llevado a cabo por el Gobierno para salir de la crisis ha provocado un descenso del consumo y de los beneficios empresariales y obligó a Hacienda a subir todos los impuestos para compensarlo, lo que ha supuesto un incremento del tipo medio impositivo del 10,2% respecto al año anterior.

Las nuevas previsiones del Gobierno para los Presupuestos de 2014 pasan por cosechar 179.750 millones por impuestos, lo que representa un aumento del 2,4%. “Tendremos más ingresos totales, pero poco más, lo que evita cualquier tentación de gastar más, que no cabe si queremos potenciar el crecimiento”, indicó Montoro.

Este aumento de ingresos se justifica por la recuperación económica que proyecta el Ejecutivo. El incremento de los beneficios empresariales y la entrada en vigor de algunas medidas para elevar la recaudación en el impuesto de sociedades propiciará un aumento del 5,4% en la recaudación de este tributo hasta los 22.326 millones de euros, la mitad de lo que se ingresó en 2007 antes del estallido de la burbuja inmobiliaria. El impuesto sobre la renta (IRPF), el que más dinero deja en las arcas públicas, aportará el próximo año 73.196 millones, lo que supone un descenso 1,4% sobre el presupuesto del año pasado, pero también representa un ligero aumento (1,7%) sobre lo que realmente se ingresará este año.

El Ejecutivo ha proyectado que recaudará por IVA 54.849 millones en 2014, un 2,7% más que este año debido a una leve recuperación del consumo privado (0,2%).

De los 179.750 millones que el Ejecutivo espera recaudar el próximo año, 72.338 millones va destinado a las administraciones territoriales (Comunidades autónomas y Ayuntamientos) por el sistema de financiación. Esta cantidad para las comunidades es casi 2.500 mayor que la prevista en las cuentas de este año.

El ministro de Hacienda descartó nuevas subidas fiscales para el próximo año. En principio, no habrá grandes novedades en los principales impuestos. Aunque el ministro dijo lo mismo en los dos presupuestos anteriores y finalmente hubo retoques en todos los tributos. El Gobierno precisa que habrá pequeños cambios en el IVA, Sociedades e impuestos medioambientales aunque todas estas modificaciones ya están previstas y anunciadas. En 2014 entran en vigor todo el paquete de medidas fiscales de apoyo a los emprendedores, que incluye el IVA de caja y algunas bonificaciones para nuevos empresarios e inversores.