Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las hipotecas se desploman en julio y marcan nuevos mínimos históricos

El Banco de España denuncia que las condiciones de los préstamos son "onerosas"

Los créditos bajan un 42% con 13.777 operaciones por el alza de las operaciones en efectivo

El dinero prestado por las entidades financieras también se reduce con fuerza a 1.380 millones

Un expositor en un salón inmobiliario, en Madrid.
Un expositor en un salón inmobiliario, en Madrid. EFE

La concesión de hipotecas, una llave imprescindible para reactivar el deteriorado mercado inmobiliario español, lejos de mejorar, retrocede cada día más. Según los datos que ha publicado esta mañana el Instituto Nacional de Estadística (INE), los créditos para comprar casa se desplomaron en junio con apenas 14.053 operaciones. Esta es la cifra más baja de toda la serie histórica, que arranca en 1995.

Junto al fuerte recorte sufrido en las operaciones, el capital prestado para vivienda por parte de las entidades también baja con fuerza. El descenso, según los mismos datos, es del 42%, hasta los 1.380 millones. En este caso, el mínimo se alcanzó en junio, aunque la cifra no varía mucho ya que fueron 1.370 millones.

Cada vez se firman menos hipotecas y, también, por mucho menos dinero. Por el lado contrario, han aumentado de forma considerable las operaciones que se cierran en efectivo. Según los notarios, el 70% de las operaciones salen adelante sin pasar por el banco. Aunque este fenómeno no es suficiente para enjugar el cierre del grifo del crédito y sacar al sector de la crisis, explica el hecho de que las transacciones, aunque siguen cayendo, no lo hacen con la misma intensidad que las hipotecas.

En cuanto al coste de las hipotecas, los datos del INE muestran que se moderan los tipos de interés de los créditos. En cualquier caso, con una media del 4,37%, se mantienen en niveles relativamente altos. El plazo es de 20 años. Además, el 91,2% de las hipotecas firmadas en julio utiliza un tipo de interés variable, frente al 8,8% de tipo fijo. El euríbor es el tipo de referencia más utilizado. En concreto, en el 84,2% de los nuevos contratos.

A este respecto, el Banco de España denuncia que “algunas de las condiciones de los nuevos créditos se hicieron algo más onerosas”. “Así, los márgenes aplicados a los préstamos ordinarios y a los de mayor riesgo se ampliaron ligeramente y se redujo el plazo máximo de vencimiento de las nuevas operaciones", añade en su boletín económico de septiembre. En cualquier caso, también atribuye parte del descenso en la concesión de hipotecas, que coincide con el repunte a máximos de la morosidad, en la menor demanda.

Desde el sector inmobiliario, Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista.com, asegura que “tras el espejismo provocado por el fin de la desgravación fiscal los primeros meses del año el sector hipotecario alcanza ahora su punto más bajo". "Pero no serán los peores porque al tratarse de un mercado estacional, probablemente los datos de agosto sean aún más negativos", añade. Tampoco cree que la situación vaya a mejorar "porque no existe ningún incentivo fiscal para la compra y la financiación está estrangulada". 

Más información