Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Summers se retira de la carrera por la presidencia de la Reserva Federal

Crecen las posibilidades de Janet Yellen para suceder a Ben Bernanke

El ex secretario del Tesero, Larry Summers.
El ex secretario del Tesero, Larry Summers. AFP

El ex secretario del Tesoro Larry Summers ha tirado la toalla. Se retira de la carrera por suceder a Ben Bernanke al frente de la Reserva Federal a finales del próximo enero, según anunció anoche brevemente la Casa Blanca en un comunicado oficial. El camino queda así más abierto para Janet Yellen, la actual vicepresidenta de la Fed, y la otra aspirante con más posiblidades entre los candidatos que maneja Barack Obama.

La retirada de Summers, quien fue el máximo asesor económico de Obama durante su primer mandato y ya contaba con la confianza del actual inquilino cuando apenas era un aspirante a la Presidencia, obedece a las importantes reticencias que su candidatura levantaba entre las filas demócratas en el Senado. De haber sido finalmente él el elegido, Obama habría tenido que buscar apoyo entre las republicanas. Y así lo ha admitido: "He llegado a la difícil conclusión de que cualquier posible proceso de confirmación (en el Congreso) sería complicado para mí y no redundaría en interés de la Reserva Federal, la Administración o, en última instancia, los intereses de la recuperación económica en curso en el país".

Ahora la persona que aparece con más posibilidades de suceder a Bernanke es Janet Yellen, actual vicepresidenta de la Fed y antigua dirigente de la Reserva Federal de San Francisco. No obstante, hay otros dos aspirante que cuentan, en principio, con menos opciones: Donald Kohn y Roger Ferguson, ambos han sido también vicepresidentes de la Fed, aunque este último no ha aparecido hasta ahora entre los nombre que baraja oficialmente la Casa Blanca.

La oposición a la candidatura del antiguo secretario del Tesoro con Bill Clinton entre los demócratas se debe principalmente a que fue quien implementó toda la desregulación financiera que caracterizó el mandato de Clinton. Para tratar de allanar su camino, el también expresidente de la Universidad de Harvard intentó reunirse de forma infructuosa con varios senadores demócratas durante la semana pasada.

El exasesor de Obama despertaba rechazo en las filas demócratas

El anuncio de Summers llega un par de días antes de que la Reserva Federal comience la reunión que el órgano de Gobierno del banco central estadounidense mantendrá el martes y el miércoles.En este encuentro, se espera que Fed se pronuncie sobre el curso que va a seguir su política monetaria. Es muy probable que decida una reducción simbólica de la compra de bonos, lo que marcaría el inicio de la retirada de estímulos no convencionales. En la actualidad la Fed compra deuda hipotecaria y bonos del Tesoro por 85.000 millones de dólares mensuales, además de mantener los tipos en el 0%.

Este, sin ninguna duda, será el principal reto que se encontrará el sucesor o sucesora de Bernanke: ¿cómo se desmonta toda la estructura de estimulos montada desde otoño de 2008 para evitar que la economía estadounidense cayera en una nueva Gran Depresión tras el hundimiento de Lehman Brothers? Desde entonces, la Fed ha aumentado los activos que contiene en su balance desde los 925.000 millones de dólares (695.000 millones de euros) hasta los cuatro billones actuales. Uno de los motivos que fortalecen la candidatura de Yellen es que ha estado durante todo este proceso y lo conoce de cerca. Además, es partidaria de continuar con la actuación seguida por Bernanke y eso se traduciría en una retirada lenta de los estímulos. Tanto ella como los otros aspirantes, saben que todos los pasos que se den a partir de ahora deben hacer con el másimo de transparencia posible para evitar que cunda el nerviosismo en unos mercados, ya preocupados con la crisis siria y los problemas de la deuda en EE UU.