S&P hunde la nota de solvencia de la deuda de Argentina en el bono basura

La agencia recorta la calificación del país en un escalón hasta CCC+ La sociedad lo justifica en la sentencia del tribunal de Nueva York contra el canje de sus bonos

La presidenta argentina, Cristina Fernandez de Kirchner, en el pasado G20.
La presidenta argentina, Cristina Fernandez de Kirchner, en el pasado G20.IGOR RUSSAK / POOL (EFE)

La agencia Standard & Poor's ha rebajado este martes su calificación de la deuda de Argentina en un escalón, de B- a CCC+, ante los crecientes riesgos de que la justicia de EE UU la fuerce a caer en suspensión de pagos. Además, los analistas esperan que otra de las tres agencias que domina el mercado de la medición de riesgos, Moody’s, le siga los pasos en los próximos días. De momento, con esta decisión, S&P hunde la deuda del país en el nivel de bono basura, lo que significa que es una inversión de riesgo restringida a los especuladores y que va camino de la quiebra.

La rebaja de la nota de solvencia de Argentina, cuya deuda también cuenta con una perspectiva “negativa”, responde al fallo del pasado agosto del Tribunal de Apelaciones de Nueva York contra Argentina. La sentencia ordenó el bloqueo de los pagos de la deuda reestructurada en los canjes de 2005 y 2010, que supone el 93% de la que el país sudamericano dejó de pagar en 2001, hasta que no abone lo adeudado al 7% de los acreedores que rechazaron los trueques porque implicaban elevadas quitas.

Como el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se niega a pagar a ese 7% de acreedores, la mayoría de los cuales son fondos de los llamados buitre y que hacen grandes negocios oponiéndose a las reestructuraciones de deuda, la medida judicial implicaría una suspensión de pagos de los bonos regularizados con legislación en Nueva York. Sin embargo, Argentina ha apelado el fallo ante el mismo tribunal y ante la Corte Suprema de EE UU y, hasta que no haya resolución, no se ha hecho efectivo.

Más información
Argentina propone otra quita a los acreedores
El Gobierno argentino regatea a los acreedores
El país sufre un revés judicial en su plan de pagos de los bonos

En un intento tardío de demostrar su voluntad de pago a los acreedores litigantes, el Gobierno argentino anunció con posterioridad a la sentencia un tercer canje de deuda en las mismas condiciones que en 2010.

El Congreso de Buenos Aires sancionará este miércoles la ley que deja abierto ese canje de manera permanente. Una cláusula de la deuda reestructurada establece que si Argentina llega a un acuerdo para pagar a los acreedores que rechazaron los canjes una suma mayor que la que les abona a los que los aceptaron, estos últimos tienen derecho a que se les trate de igual modo que a los primeros. Por eso, el Gobierno de Fernández no quiere aceptar un fallo que agrandaría otra vez la deuda pública neta de Argentina, que bajó del 164,2% del PIB en 2002 al 18,8% en 2012. Pero esa cláusula vence en diciembre de 2014.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Estas sociedades han sido criticadas desde la Comisión de Valores de EE UU (SEC, según sus siglas en inglés) hasta los Gobiernos europeos por sus conflictos de intereses, sus errores de método, que llevaron a que no se anticiparan a los problemas deuda de algunos países o empresas, y porque castigaron en exceso a otros a la hora de medir su solvencia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS