Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan de proveedores se salda con 28.500 millones

El 24% de las facturas autonómicas abonadas son de la Comunidad Valenciana

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, lo catalogó como “la operación financiera más importante realizada en España, porque se inyecta liquidez a las pymes cuando sufren un doble estrangulamiento: la falta de crédito y el impago de las Administraciones territoriales”. El plan de pago a proveedores finalizó esta semana con el último desembolso a empresas que tenían facturas pendientes con ayuntamientos y comunidades, según informó este viernes el Ministerio de Hacienda, que cifró en 28.445 millones el importe total de la operación.

La asfixia financiera, tras el desplome de los ingresos fiscales por la crisis y la creciente dificultad para lograr crédito, llevó a ayuntamientos y comunidades a dilatar cada vez más el pago de facturas pendientes a proveedores, una práctica que arruinaba a pymes y autónomos, también golpeados por la falta de actividad. El Gobierno de Mariano Rajoy afrontó el problema y, a principios de 2012, puso a disposición de las Administraciones territoriales un crédito sindicado, con aval estatal, de hasta 35.000 millones a diez años. El acuerdo incluyó que las deudas pendientes de liquidar a partir del sexto año serán refinanciadas por el Tesoro. Y supone que las deudas comerciales pasen a computar como deuda pública.

El plan de pago a proveedores distribuyó unos 26.000 millones de euros entre comunidades y ayuntamientos para que pagasen facturas pendientes fechadas antes de 2012. A principios de este año, Hacienda estableció una prórroga para incorporar a ayuntamientos vascos y navarros, mancomunidades, y algunos impagos que habían quedado fuera de la anterior convocatoria, como convenios de universidades. Una prórroga para la que se presupuestaron otros 2.600 millones.

Con el último pago de 1.142 millones, el plan de proveedores ha abonado 5,6 millones de facturas a 160.000 proveedores. Para pagar impagos autonómicos se destinaron más de 18.600 millones, de los que la Comunidad Valenciana acapara casi el 24%, con 4.400 millones. Destaca también la magnitud de los pagos en Castilla-La Mancha, cercana a los 3.000 millones (16%), en una proporción mucho mayor a la de su peso económico. Para saldar facturas impagadas por los Ayuntamientos, se desembolsaron otros 9.800 millones.

“Finalizado el plan de pago a proveedores, en el último trimestre del año se aplicará el conjunto del Plan para la Erradicación de la Morosidad de las Administraciones Públicas”, concluye la nota del Ministerio de Hacienda. Con este tercer plan, el Gobierno quiere dar la oportunidad a comunidades y ayuntamientos de saldar las deudas comerciales que superen los 30 días, unos impagos que estima en 19.350 millones.