Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bankia vende al Estado su 20,1% en Indra por 337 millones

La estatal Sepi recompra el 20% de la sociedad tecnológica que privatizó en 1999

Las privatizaciones también tiene marcha atrás, al menos parcialmente. Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, ha vendido la totalidad de su participación en Indra, que ascendía al 20,14%, al Estado, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Se da la circunstancia de que la SEPI fue en la década de los 90 el máximo accionista de Indra, cuya privatización total se completó en 1999 con la salida a Bolsa del 66% de su capital.

La operación se ha realizado por 337 millones de euros y permite al grupo BFA-Bankia obtener unas plusvalías netas de unos 43 millones de euros. La venta de algo más de 33 millones de acciones de Indra se ha realizado a un precio de 10,194 euros por título, que implica una rebaja del 2,45% respecto a la cotización de cierre de hoy  en Bolsa de la compañía tecnológica.

La sociedad estatal ha justificado la operación para “preservar la estabilidad accionarial en una compañía que constituye uno de los pilares de nuestra base tecnológica y nuestra presencia internacional”.

No obstante, la operación puede plantear problemas ya que el Estado se convierte en el máximo accionista de la tecnológica que, además, tiene como a uno de sus principales clientes a la Administración, lo que puede causar un grave conflicto de intereses en los concursos. El resto de accionistas de Indra son Corporación Financiera Alba (11,32%), familia del Pino (5%) y LiberBank (5%), mientras que el resto cotiza en Bolsa.

En fuentes de la Sepi se ha señalado que la transacción se ha ejecutado en el marco del Plan de Reestructuración de Bankia 2012-2017 sobre activos no estratégicos acordado entre la Comisión Europea, y se descarta que puede considerarse como ayuda de Estado.

Por su parte, Bankia india que la operación se inscribe en su Plan Estratégico 2012-2015 que incluye desinversiones de la cartera de participadas, como la ya realizada de IAG.