Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agricultura y las autonomías lograron un acuerdo básico para aplicar la PAC

El modelo de pago básico por hectárea sustituye al pago actual por derechos históricos, y se hará en función de la división del territorio en regiones agronómicas

Agricultura y las autonomías lograron un acuerdo básico para aplicar la PAC
AFP

El Ministerio de Agricultura y las comunidades autónomas han logrado un acuerdo básico para la aplicación de la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), en la última reunión de la Conferencia Sectorial. Las negociaciones proseguirán en otoño en el seno de varios grupos de trabajo donde, entre otras cuestiones, deberá definirse quién es considerado agricultor activo como beneficiario prioritario en el destino de los pagos directos.

De acuerdo con este primer compromiso, la aplicación de la PAC tendrá carácter estatal y no por comunidades autónomas, según lo dictaminado recientemente por el Tribunal Constitucional.

El modelo de pago básico por hectárea sustituye al pago actual por derechos históricos, y se hará en función de la división del territorio en regiones agronómicas, donde los importes por hectárea deberán converger hacia un pago medio hasta 2019. En cada una de esas regiones habrá cuatro tipos de superficie: tierra de cultivo en secano, en regadío, cultivos permanentes y pastos. Además, no habrá trasvases de fondos entre el primer pilar o pagos directos y el segundo pilar o pagos por desarrollo rural. Las ayudas destinadas a los jóvenes deberán suponer el 2% del total nacional.

Límite de los pequeños agricultores

Las mejoras para las zonas desfavorecidas se harán en el marco del segundo pilar. Se articulará un mecanismo para que las superficies con derecho a pago no superen los 22,4 millones de hectáreas. Habrá un umbral mínimo de pagos de 300 euros, si bien se da la opción a los beneficiarios de unirse para cobrar en común sus ayudas. Se considerarán pequeños agricultores a quienes perciban ayudas hasta 1.250 euros y no habrá pagos adicionales complementarios para las primeras hectáreas de una explotación.

Entre los 150.000 y los 300.000 euros de pagos se maneja la posibilidad de aplicar una modulación o recorte del 5% y no aplicar la modulación a partir de los 300.000 euros, cuyos beneficiarios se podrían deducir los costes laborales en la explotación.

La asignación de los derechos por superficie de pastos se hará únicamente a quienes sean titulares de una explotación ganadera. El 15% del sobre nacional que se destine a pagos acoplados o ligados a la actividad, llegará preferentemente a las explotaciones ganaderas.