Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos los sectores económicos reducen por primera vez en España el gasto en I+D

La administración pública disminuye la inversión en 169 millones, según el Informe Cotec 2013

La cantidad total destinada en el país a este apartado cae un 2,8%, hasta los 14.184 millones

Las grandes naciones del resto de Europa aumentan los importes dedicados a I+D

El director general de Cotec (tercero por la izquierda), Juan Mulet, en una reunión del 8 de julio del patronato de la Fundación, presidida honoríficamente por el Rey. Ampliar foto
El director general de Cotec (tercero por la izquierda), Juan Mulet, en una reunión del 8 de julio del patronato de la Fundación, presidida honoríficamente por el Rey. EFE

El sector público no ha aguantado. Capeó el temporal durante dos años más que el privado, pero finalmente ha sucumbido también a la crisis de la innovación. La administración ha reducido su gasto en Investigación y Desarrollo (I+D) en 169 millones de euros (-5,7%) en 2011 respecto al año anterior, según los datos divulgados este jueves en el Informe Cotec 2013. Es la primera disminución que se produce desde 1995, fecha en la que termina la serie histórica recogida en el estudio. Y, debido a este cambio de tendencia de los organismos públicos, por primera vez en España todos los sectores han recortado en I+D.

Y es que, mientras que las empresas privadas ya redujeron su inversión en este apartado en 2009 -al principio de la coyuntura económica-, el sector público había logrado esquivar la adopción de medidas similares. Hasta 2011. Año que coincide con el último de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno y con la entrada del PP de Mariano Rajoy en el Ejecutivo. La economía nacional, tanto pública como privada, invirtió en 2011 un total de 14.184 millones de euros en este apartado, el 1,33% del PIB. Esa cantidad ha disminuido un 2,8% en comparación con 2010, cuando se alcanzaron los 14.588 millones.

Por sectores, en base a las cifras de Cotec, la administración pública gastó en I+D un total de 2.762 millones en 2011 (excluyendo las universidades), frente a los 2.931 de 2010. Una ruptura de la tendencia al alza similar a la registrada en la enseñanza superior. La inversión en I+D había subido cada ejercicio en las universidades desde 1995. Pero, finalmente, se quebró esa senda ascendente también en 2011. El informe de Cotec incide en que se ha pasado de los 4.123 millones de 2010 a los 4.002 de hace dos años. Es decir, este sector sufrió una caída interanual del 3%.

"En el sistema productivo español, hasta ahora, podíamos vivir sin I+D. Hemos vivido en un modelo especulativo y, durante ese tiempo, no hemos crecido en el economía del conocimiento", ha subrayado este jueves el director general de Cotec, Juan Mulet, que también ha destacado qué supondrá para el país una caída continuada del gasto en innovación: "De seguir así, no seremos capaces de cambiar el sistema productivo y nos convertiremos en una economía cada vez más pobre".

Por su parte, en el sector privado, el desplome viene de lejos. Las empresas acumulan descensos continuados del gasto en I+D desde 2009. En 2008 se alcanzó la mayor cifra de inversión registrada, 8.074 millones. Y, desde entonces, todo han sido bajadas interanuales: en 2009 el dato se redujo a 7.569 (-6,3%); en 2010 a 7.506 (-0,9%); y en 2011 a 7.396 (-1,5%). "Lo más sorprendente es que la destrucción del tejido empresarial innovador del país se está produciendo sin ninguna reacción social significativa", ha apostillado Mulet.

Las compañías no solo han disminuido desde el inicio de la crisis su gasto de capital en I+D, sino que también hicieron lo propio con el gasto corriente (-2,4%) en 2011. Esto supone, según han explicado desde Cotec, que las empresas "se hayan visto obligadas" a reducir sus equipos investigadores. Es decir, desde 2009 habían renunciado a poner en marcha nuevas inversiones; pero mantenían las ya iniciadas. Ahora, por primera vez en España, estas últimas sufren también recortes.

Los efectos en el mercado laboral

El mercado de trabajo dependiente del I+D ha sufrido las consecuencias de la disminución del gasto. Casi 7.000 personas dejaron de dedicarse a actividades de Investigación y Desarrollo en España. En la administración pública continuaban en esta área 43.913 empleados en 2011; un 4,6% menos que el ejercicio precedente. En la enseñanza superior seguían 80.900 (-2,9%). Y 89.841 (-2,6%) en las 11.178 empresas privadas que hacen I+D. “Las compañías con actividades innovadoras se redujeron en un 43% desde 2008 y las empresas con actividades de I+D en un 36%”, han afirmado desde Cotec.

Estas medidas de recortes en I+D emprendidas en España no se han extendido por el resto de grandes países de Europa. Alemania incrementó su gasto total en este apartado en un 6,3% en 2011, frente a 2010; Francia en un 3,9%; Italia en un 1,1%; y Reino Unido en un 0,3%.

Perspectivas, aún más negativas

“De cara al futuro no debemos esperar grandes alegrías”. Así ha concluido Juan Mulet la presentación del Informe Cotec 2013, que recoge también las opiniones de 150 expertos sobre la evolución del sistema de innovación español. Estos analistas, al igual que el director general de Cotec, tampoco son muy optimistas a corto plazo. De hecho, el 45% de los encuestados consideran que la situación empeorará; y solo un 13% cree que llegará pronto una mejora.

¿Y cuál es el gran problema del I+D en España? La inmensa mayoría de los expertos consultados lo tienen claro. Un 89% de ellos ha coincidido en “la escasa” dedicación de recursos financieros y humanos para la innovación en las empresas. “La única esperanza que tenemos pasa por mantener el sistemita de innovación con el que contamos, ya que así será más fácil que podamos reactivarlo después”, ha explicado Mulet. El director general de Cotec también ha aprovechado para lanzar una propuesta al Gobierno: “Que utilice su potencial de compra para adquirir productos de I+D de las empresas y así fomente la innovación”.