Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las telefónicas piden a Barroso que ataje la impunidad fiscal de Google y Apple

Las grandes del sector, entre ellas Telefónica, exigen que se respete la inversión en fibra y 4G

Advierten de que la tercara parte de las operadoras de móviles de la UE está en peligro

Los máximos responsables de las compañías de telecomunicaciones europeas han remitido una carta a José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea, reclamando un replanteamiento radical de las reformas de los distintos mercados del sector en la Unión Europea, que abogue por la liberalización para asegurar la inversión futura.

Entre las peticiones que constan en la misiva, está la de que se ponga fin al "trato desigual" que reciben las telecos en comparación con empresas de tecnología que usan “lagunas fiscales” para eludir el pago de impuestos en los países donde venden o comercializan sus servicios, Aunque en la misiva no citan expresamente los nombres, la demanda hace referencia a empresas tecnológicas y de Internet como Apple, Google, Microsoft, Amazon, Yahoo y Facebook, entre otras, que a través de sociedades interpuestas radicadas en paraísos se ahorran cientos de millones en el pago del impuesto sobre sociedades.

Los firmantes, entre los que se encuentran los presidentes de Orange (France Telecom), Telecom Italia, Deutsche Telekom y Telefónica de España, demandan que en la nueva Agenda Digital se flexibilice la autorización de fusiones, se elimine la obligación de dar acceso a las compañías revendedoras a las nuevas redes de fibra de banda ancha fija y de la cuarta generación de móvil (4G) para proteger la inversión.

La carta, adelantaba por Financial Times y confirmada por las compañías, señalan que de no acometerse esa reforma una tercera parte de las compañías de móviles europeas está en peligro. Los ejecutivos dicen que la normativa europea está abriendo una brecha competitiva con países como los Estados Unidos, donde unos pocos operadores se reparten el mercado.

La misiva va acompañada de un estudio encargado por Etno, la asociación de operadores con red, que estima la desregulación podría generar 750.000 millones de euros de crecimiento económico, generando cerca de 115.000 millones de euros en inversiones anuales para el año 2020. Sin las reformas, Etno señala que los ingresos del sector podrían contraerse en los próximos diez años entre un 0,5% y un 2% de media anual hasta esa fecha, cifra equivalente a entre 70.000 y 190.000 millones de euros, lo que reduciría enormemente la capacidad inversora en redes de nueva generación.

Las propuestas de los operadores chocan con la posición de la vicepresidenta de la Comisión, Neelie Kroes, que quiere seguir reformando el sector a favor de los consumidores con medidas como la reducción de las tarifas de itinerancia y de las de terminación, así como el acceso de las compañías que lo quieran a las redes existentes.